internet

Lideraba una organización criminal dedicada al desarme de vehículos, la adulteración de documentos y venta ilegal a través de redes sociales.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, lo detuvo en su departamento del barrio porteño de Belgrano. El operativo “Motos Crudas” fue realizado por la Policía Federal Argentina (PFA) e incluyó un allanamiento en el “Cardales Country Club” de la localidad bonaerense de Campana y la incautación de rodados, autopartes y gran cantidad de armas de fuego.

“Empezamos esta investigación a partir de una denuncia anónima y llegamos a conocer todo el modus operandi de la banda”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Y agregó: “Este procedimiento fue posible gracias al profesionalismo de las fuerzas federales y el trabajo conjunto con los funcionarios de la Justicia”.

El operativo fue desarrollado por la División Sustracción de Automotores de la Policía Federal. El cabecilla fue arrestado en su domicilio de la avenida del Libertador al 5200. De 32 años, había ingeniado una red de desarme de vehículos provenientes de ilícitos a los que luego “empapelaba” con documentos falsos y ofrecía en un grupo cerrado de Facebook llamado “Motos Crudas”.

Las tareas de inteligencia criminal dieron cuenta de la comercialización de rodados que atraían a un perfil de riesgo debido a los precios atractivos y facilidades de pago. La pesquisa, llevada a cabo según los estándares establecidos por el Ministerio de Seguridad, verificó que las ventas se concretaban luego de haber aceptado la membresía de los oferentes en la comunidad virtual.

A raíz de la información acumulada, se llevaron a cabo tres allanamientos simultáneos: en el departamento del involucrado, en un lote del country Cardales Club y en una casa de la calle Edison al 1200, también ubicada en la localidad de Campana.

El material incautado demuestra la peligrosidad de la organización criminal. Además de 10 armas largas, ocho revólveres de distintos calibres y siete pistolas, se halló una granada de fabricación nacional. Se decomisaron tres camionetas (una de ellas acondicionada como ambulancia), dos motocicletas con chapas cambiadas (una de ellas con pedido de secuestro), frentes de rodados, motores, radiadores, butacas, discos de freno, tableros, ópticas, paragolpes, llantas y cajas de velocidades, entre otros elementos de origen ilícit

Asimismo, se secuestraron computadoras, teléfonos celulares, cámaras fotográficas, insumos médicos,  dólares falsos y documentación que será de vital importancia para la causa judicial.

Intervinieron el Juzgado Federal de Primera Instancia de Campana que dirige Adrián González Charvay y el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 2, a cargo de Esteban Murano.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios