repetido

El cierre de la lista de oradores del kirchnerismo lo tuvo el concejal Angel García, quien le puso nombre y apellido a algunos de los cuestionamientos que hizo la concejal Edith Llanos sin identificar públicamente a los proveedores.

García mencionó que el proveedor que repara todos los vehículos municipales es “Elásticos del Sur” y que por eso cobró 21 millones de pesos durante el año pasado; que el proveedor unipersonal que reparte las viandas es Claudio Tedeschi, dirigente del Q.A.C. que facturó 982.000 pesos; y sugirió que la empresa contratada de correos sería de Marcelo Gianmarini, otro dirigente del Q.A.C. que cobró por repartir cartas el año pasado 970.000 pesos; y que en alguna oportunidad lo cobró por adelantado.

García también objetó los seis subsidios que recibió el Sindicato de Trabajadores Municipales de Quilmes (STMQ) para financiar el funcionamiento de la Guardería, de los cuales cinco fueron por 90.000 pesos y un sexto por 130.000 pesos. El concejal justificó sus críticas al informar que el gremio recibió por aportes el año pasado algo más de 12.784.000 pesos, monto que consideró más que suficiente para financiar la Guardería sin subsidios adicionales.

El edil también incursionó en el cuestionamiento a la contratación de máquinas retroexcavadoras. Informó que desde el 12 de enero al 16 de enero de 2016, se efectuaron 18 contrataciones directas por 200 horas cada una, a tres o cuatro proveedores, que después no pudieron cumplimentar los requisitos mínimos para poder realizar la tarea.

Asimismo, denunció que el gobierno municipal le pagó 3.600.000 pesos al Multimedio El Sol el año pasado, algo así como 300.000 pesos por mes, “como parte de un blindaje de protección a la imagen del jefe comunal”; y precisó que se contrató a una empresa a la que se le pagó 420.000 pesos por la realización de spots publicitarios por el mes de Quilmes (agosto de 2016) servicios que después no pudo ser verificado si fueron emitidos.

Por último, García criticó el gasto del fondo educativo. Subrayó que durante el año 2016 había 110 millones de pesos destinados al fondo educativo de los cuales se gastaron 76 millones de pesos, de esos 76 millones, 67 millones se gastaron en salarios y sólo 10 millones de pesos en obras. Asimismo, precisó que de esos 10 millones hoy el Tribunal de Cuentas objeta órdenes de compra por 4.700.000 pesos por que asegura que los trabajos se hicieron sin las autorizaciones respectivas de la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires.

García también abundó en precisiones sobre partidas sub-ejecutadas en áreas sensibles de la administración municipal y cuestionó el resultado superavitario por 500 millones de pesos del balance municipal.

COMENTARIOS

LILIANA escribió
como pueded ocurrir todo esto si se supone que el municipio de quilmes tiene una Auditoria interna donde extiste la SUPUESTA TRANSPARENCIA?
ENTONCES...QUE AUDITAN? COMO PAGAR HORAS EXTRAS SIN TRABAJARLAS?
COMO PAGAR SUELDOS A LOS ÑOQUIS?
HABRIA QUE INVESTIGAR A LA O LOS AUDITORES. A MI ME TORTURARON EL CEREBRO PARA PRESENTAR Mi Declaracion Jurada.
EXIJO QUE EL TRIBUNAL DE CUENTAS INTERVENGA LA AUDITORIA GENERAL
31/05/2017 19:27

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios