guzman

El asesinato de Guzmán y su hijita de 3 años fue uno de los crímenes de los barra más aberrante de los últimos tiempos.

A partir del 8 de abril próximo, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº4 de Quilmes, dará inicio al juicio oral y público contra el ex jefe de la barrabrava de Independiente, César “Loquillo” Rodríguez, su hermano Mauricio (fue líder de los Indios Kilmes) y otro barra apodado “Tomy” de apellido Amarilla Gaete, por el homicidio de Fabián “El Animal” Guzmán y su pequeña hija ocurrido en Bernal Oeste hace casi 4 años.

El asesinato de Guzmán y su hijita de 3 años fue uno de los crímenes de los barra más aberrante de los últimos tiempos. Ocurrió un domingo 28 de febrero del año 2016, alrededor de las 15, en calle 193 bis entre Agustín Pedemonte y Rodolfo Ragucci, en Bernal Oeste. Fabián Héctor “El Animal” Guzmán (de 40 años) estaba tomando mate junto a su familia, en la puerta de su casa. Tenía a Mía entre sus brazos, la más chiquita de sus cuatro hijos. En ese momento, aparecieron dos sujetos en moto que comenzaron a disparar. El padre recibió varios tiros en el tórax y su nena, un disparo en el abdomen. Al llegar al hospital, ambos ya estaban muertos.

Por los asesinatos de Guzmán y su pequeña hija, los jueces del Tribunal Oral N°4, Mario Daniel Caputo, Andrea Vanina Calaza y Alberto Elio Ojeda, comenzarán a juzgar el próximo 8 de abril a César Hugo Rodríguez, conocido como “Loquillo”; su hermano Mauricio Blas Javier Rodríguez; y Tomás Enzo Amarilla Gaete, apodado “Tomy”. Algunos de los delitos que se les imputan son: “doble homicidio, robo agravado con lesiones graves, robo agravado con arma de fuego, privación ilegal de la libertad, portación ilegal de arma de fuego, encubrimiento en concurso con disparo de arma de fuego y tenencia de estupefacientes”.

A cargo de las acusaciones que pesan sobre los hermanos Rodríguez y Amarilla Gaete, se encontrará el fiscal de Juicio, Claudio Pelayo; mientras que la defensa la llevarán adelante los abogados Amilcar Chiodo, Alejandra Queiruga y Emiliano Pérez Lozana.

LA GUERRA ENTRE EL GRUPO DE LA CAñADA Y VIEJOS BARRAS

El juicio oral y público que comenzará dentro de dos meses en los Tribunales penales quilmeños, podría echar luz sobre el desenlace fatal que acabó con la vida de Guzmán y la pequeñita; aunque desde un primer momento se dijo que tuvo que ver con una guerra añeja. Mauricio Rodríguez con su grupo de La Cañada y gente de Independiente y Lanús, se habían hecho cargo de la barra en julio de 2015, cuando se la sacaron a Ramiro Bustamente (quién terminó herido de bala en la pelea), y se quedaron con los negocios ilegales de la cancha y zonas liberadas. Pero con la llegada del macrismo al gobierno, La Cañada perdió apoyo y la disidente, con banca de las agrupaciones del club, ganó la popu de Quilmes en el Centenario. Al toque, La Cañada baleó la casa y auto de Goyo, el nuevo capo oficial; y ante la guerra inminente, ésta buscó apoyo en viejos barras. Uno de ellos fue Animal Guzmán, hombre clave cuando gobernaba la tribuna Osvaldo “Dedo” Becerra.

Cabe agregar que Guzmán trabajaba como empleado en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación desde hacía 10 años; era delegado gremial de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN); y también coordinaba un comedor comunitario en la zona de la villa IAPI de Bernal Oeste.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios