rubios

Por el asesinato de un joven hace casi 10 años en la plaza céntrica de San Francisco Solano, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°4 de Quilmes, condenó ayer a Pablo Rubio a 11 años de prisión.

El acusado abandonó la sala de juicio oral en libertad porque ya había pasado más de 6 años en la cárcel sin ser juzgado.

Como informáramos la semana pasado, Pablo Ezequiel Rubio fue encontrado culpable por el crimen de Braian Alberto Barrionuevo (19 años), que el 10 de febrero de 2010, recibió un disparo a quemarropa en la nuca que le provocó la muerte, mientras barría la plaza Yapeyú (ubicada en la calle 844 y 891).

Ayer, los jueces del Tribunal Oral N°4, Mario Daniel Caputo, Alberto Elio Ojeda y Fernando Celesia, le dictaron una pena de 11 años de prisión aunque no dieron a conocer los fundamentos del fallo.

Rubio abandonó la sala de audiencias en libertad, tal cual había llegado al juicio oral, ya que había cumplido más de 6 años en la cárcel sin ser juzgado. No obstante, y aunque el Ministerio Público Fiscal hubiere interpuesto una medida de coerción, no habría pasado más de 4 meses privado de su libertad.

El joven Barrionuevo, era integrante de la cooperativa ‘José Saloeswiki’ y el día que fue asesinado se encontraba junto a Víctor Eduardo Danun. Para honrar su memoria, se creó una cooperativa perteneciente al Programa Argentina Trabaja que lleva el nombre “Braian Barrionuevo”.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios