costa

La Asamblea no a la Entrega de Costa salió plantear sus dudas respecto a la ordenanza que aprobó el Concejo Deliberante para declarar de Interés Municipal la construcción de una planta de tratamiento y reciclado de basura en la costa de Quilmes.

A continuación, el comunicado:

“El martes 9 de junio pasado se aprobó en el HCD (Honorable Concejo Deliberante) la rezonificación de quince hectáreas en la zona conocida como La Quema de Quilmes”.

“La intención es construir, en 6 años, una planta de tratamiento de residuos con una inversión de diez millones de dólares a través de un crédito internacional, solicitado al Banco Interamericano de desarrollo (BID)”.

“Como asamblea venimos trabajando en la protección de la ribera como ecosistema que beneficia a la salud y vida de los vecinos de forma regional desde hace más de 11 años, y queremos exponer algunas experiencias que nos empujan a poner en duda seriamente la factibilidad de un proyecto de tal envergadura”.

“En principio, estamos hablando de una porción del distrito que fue protegida por ordenanza 9348/02 en virtud de los beneficios ecosistémicos que brinda a la población, y que, así y todo con los numerosos casos de intervención de máquinas, movimientos de suelos, descarte de camionadas de basura desde el 2012 hasta la actualidad, sigue siendo un área de amortiguación para comunidades de fauna y flora imprescindibles para la conservación de nuestra reserva natural costera como tal. A pocas decenas de metros de La Quema de Quilmes se encuentra el Canal Monteagudo o también llamado Arroyo de las Garzas Brujas, por ejemplo”.

“Por otra parte, y lo hemos registrado y denunciado en cada etapa, La Quema de Quilmes incluye un sector que se encuentra altamente degradado por rellenos de basura toda mezclada, residuos peligrosos y barros contaminados que muy difícilmente puedan “reciclarse” como para que haya gente trabajando en la superficie. ¿Es el lugar adecuado para la instalación de una planta de Residuos Sólidos Urbanos? ¿Se habrá hecho ya un estudio de prefactibilidad serio como para decidirse a pedir al Banco Interamericano diez millones de dólares? ¿Dónde puede leerse dicho estudio?”. 

Para cuidar el ambiente se destruye el ambiente

“La rezonificación consistió en pasar esas quince hectáreas de la categoría ZONA DE RECREACIóN a la categoría ZONA INDUSTRIAL Y DE SERVICIOS, lo cual complica las cosas, porque entonces ¿dónde figura, disponible para pública consulta, un protocolo de aprobación para proyectos industriales en la zona?”.

“Cabe destacar lo de siempre: es inconstitucional legislar regresivamente. Si un área está protegida como Reserva Natural y Parque Ecológico en virtud de su facultad de recuperar un ambiente que ha sido fuertemente degradado, no se puede legislar nueva letra que reduzca esa protección. Esa zona debería estar siendo fuertemente gestionada como área de recuperación ambiental, en lugar de zonificarla ahora como Industrial. Es, o bien, un grave error, o bien una especulación espectacular en derredor del préstamo del BID, que es notablemente jugoso”.

“En el año 2013 esta asamblea junto con otras organizaciones presentó a la gestión de turno (pusimos en manos del presidente del HCD un extracto del trabajo) un proyecto de Municipalización de la Gestión de los RSU con Participación Popular, en el cual se exponía y fundamentaba una serie de métodos para organizar dicha tarea sin necesidad de préstamos millonarios e incluyendo en el trabajo también a cientos de personas que hoy por hoy se dedican informalmente a la actividad”.

“Entonces, ¿cómo es que la piensan? ¿Por qué razones reales se largan a tramitar un préstamo de 10 millones de dólares para una supuesta planta de tratamiento que supuestamente va a solucionar el eterno problema de la basura en Quilmes dentro de 6 años, si podrían resolverlo en mucho menos tiempo y con una inversión mucho menor?”.

“La estrategia conjunta de quienes nos gobiernan pareciera seguir siendo la de quitar zonas de esparcimiento de recortar el acceso al río, privando a la población del disfrute de esos ambientes naturales en su estadio original, ocultándose, para que no se vea cómo lo degradan y lo modifican hasta hacerlo desaparecer, y así luego justificar que “son necesarias millonarias inversiones para crear espacios verdes públicos, sostenibles, sustentables, etc…”.

“No queremos senderos de cemento y palmeras, o esperar que crezcan arbolitos replantados que se compren a un vivero de "nativas" (el absurdo de la sustentabilidad), ni Quilmes "Beach". Más consecuente y genuino sería proteger el juncal y las aves que se alimentan de él; la sombra del ceibo y del sauce que viene creciendo espontáneamente hace muchos años, formando el bosque y la Selva Natural, que NO NECESITA DE NINGUNA INVERSIóN MILLONARIA; ver el sol y la luna desde el barro y mojarnos cuando se asoma el Río... Y cuidarlo”.

“Somos conscientes de la necesidad de tener un proyecto donde se gestionen de manera integral los Residuos Sólidos Urbanos (R.S.U). No estamos de acuerdo en que se siga hablando de proteger el ambiente destruyendo áreas que nos brindan servicios ambientales y continuamente la degradan y destruyen. Estos ecosistemas sirven de filtro a la contaminación de las aguas del Río de la Plata (a 2000 mts de distancia de la costa se encuentra la toma de la planta potabilizadora de agua Manuel Belgrano de AySA)”.

“Es necesario que se gestione de manera integral los RSU. El desafío es llevarlo adelante entre todxs y buscando un lugar que no siga afectando al ambiente y por ende a la salud de todoxs los vecinxs”.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios