artificiales

La Municipalidad solicita no comprar y denunciar todos aquellos puestos y negocios que comercialicen elementos de pirotecnia, de cara a las próximas fiestas de Navidad y Año Nuevo. Su manipulación podría ocasionar graves e irreversibles lesiones, como quemaduras, problemas auditivos y lesiones oculares.

Desde el año 2008, y a través de la ordenanza municipal Nº 4208, en Berazategui está prohibida la tenencia, comercialización, depósito y venta minorista al público de todo elemento de pirotecnia y cohetería, sea éste de venta libre o no y/o fabricación autorizada. Es así que desde el Municipio se les pide a los vecinos denunciar a aquellas personas que infrinjan esta norma, comunicándose al Centro de Atención al Vecino (CAV) al 0800-666-3405, todos los días, de 8.00 a 22.00.

Números a tener en cuenta

Los afectados por el uso de pirotecnia son en su mayoría varones, y en un 70% menores de 20 años. En un 45% de los casos, en tanto, las lesiones se producen en menores de 15, mientras que el grupo de mayor riesgo es el de 6 a 12 años. Además, existe un dato a tener en cuenta que agrava aún más estos números: un 25% de los niños lesionados son simples espectadores.

Por otra parte, las zonas del cuerpo más afectadas por este tipo de accidentes son las manos (40%), los ojos (20%) y la cabeza o el rostro (20%).

Según estadísticas del Centro Oftalmológico Municipal San Camilo, en el caso de las lesiones oculares, puede producirse desde una laceración o úlcera, hasta la pérdida del globo ocular o de su capacidad visual. Las heridas por cohetes y cañitas voladoras pueden quemar la zona periocular y ocular, que si es superficial puede no dejar secuelas en los adultos pero sí en la población infantil, que sigue su maduración visual hasta los 10 años.

En el caso de que algún vecino sufra algún accidente vinculado a este tema, la Municipalidad aconseja acercarse a uno de los 36 Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS) que tiene Berazategui. Los días 25 de diciembre y 1 de enero estarán de guardia, como durante todo el año, el N° 1, N° 2, N° 3, N° 5, N° 11 y N° 14.

Los cuidados en los niños con TEA y TGD

El uso de la pirotecnia también afecta seriamente a los pequeños que tienen dificultad en el procesamiento sensorial y sufren del Trastorno del Espectro Autista (TEA), Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) o Síndrome de Asperger.

En este sentido, según explicó la licenciada en Terapia Ocupacional y miembro del equipo del Centro de Salud Mental Ramón Carrillo, Lorena Bergantiños, “los sonidos y luces que provocan los fuegos artificiales pueden estresar a los niños con TEA, generándoles también episodios de ansiedad. Esto lo demuestran, por ejemplo, con gritos, llantos, tapándose los oídos o, incluso, autolesionándose”.

“Es muy importante tomar conciencia sobre el uso de pirotecnia, que además de los peligros que conlleva manipular estos productos, provocan gran estrés y malestar en las personas con autismo y su entorno”, concluyó Bergantiños.

Pirotecnia y mascotas

La pirotecnia también afecta a los animales, ya que por su capacidad auditiva (superior a la del ser humano) sufren mucho con las explosiones. Por eso, se recomienda contenerlos en un lugar cómodo, que habitualmente utilicen, junto a objetos que identifiquen como propios, ya que el sonido de los petardos les genera miedo y tienden a escaparse. También se aconseja no mantenerlos atados, ya que pueden lastimarse.

Asimismo, desde la Clínica Veterinaria Municipal se sugiere colocarles una chapita identificatoria con un número de teléfono, a fin de poder comunicarse con el dueño si el animal llegara a extraviarse.

En caso de utilizar algún calmante para la mascota, es necesario asesorarse con un veterinario para poder aplicarlo de manera adecuada.

 

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios