senalado

Duarte ante el Tribunal dijo que fue doce años policía y que prestó servicio en las comisarías Primera, Tercera, Quinta, Sexta y Novena de Quilmes, entre otras.

En los Tribunales penales quilmeños comenzó ayer el juicio oral y público a un expolicía de la Comisaría Tercera de Quilmes Oeste que estaba abocado al servicio de calle y que fue detenido hace tres años atrás presuntamente por comandar una banda dedicada a cometer entraderas en la zona. Ante los jueces, el imputado negó las acusaciones que pesan en su contra.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°3 de Quilmes, integrado por los jueces Alicia Anache, Alejandro Portunato y Edgardo Salatino, escuchó ayer entre las declaraciones testimoniales al policía Diego Sebastián Duarte quien debe responder por el delito de “robo agravado por el uso de arma de fuego y por ser cometido por un miembro de la Fuerza”.

Duarte ante el Tribunal dijo que fue doce años policía y que prestó servicio en las comisarías Primera, Tercera, Quinta, Sexta y Novena de Quilmes, entre otras. “Yo no tengo nada que esconder, yo siempre trabajé, yo fui un excelente policía y padre hasta el día que me detuvieron”, dijo visiblemente atribulado; al tiempo que expresó: “A mi me arruinaron la vida. Llevo casi tres años detenido, bajé 35 kilos, me quitaron todo…”.

El ex jefe de calle de la Tercera se defendió de una de las denuncias por el robo y la golpiza a un matrimonio de ancianos que pesa en su contra: “Vivo a dos cuadras de ese lugar (una vivienda de Quilmes ubicada sobre la calle Lavalle). Es evidente que sé que la cuadra está llena de cámaras y que yo vaya en mi auto, a dos cuadras de mi casa, y a cara descubierta sería muy boludo para hacer algo así…”, manifestó.

Por otro lado, se refirió al auto que tenía cuando fue detenido, respecto al que la denunciante de uno de los atracos refirió: ‘yo tengo que trabajar dos años de corrido sin gastar un peso para poder aspirar a un vehículo (Peugeot 308) así’. “El auto lo compré en cuotas que pagaba con el sueldo de la madre de mi hijo”, afirmó. Al mismo tiempo, mencionó que el dinero que encontraron en su casa cuando lo detuvieron pertenecía a su padre. En este sentido, ayer los jueces escucharon a Ramón Alberto Duarte, padre del acusado, quien sostuvo que él le había dado a su hijo 60 mil dólares que cobró por el fallecimiento de su esposa y aseguró que tenía copias bancarias que respaldaban sus dichos.

 

VíCTIMAS DE ENTRADERAS

El Tribunal siguió ayer el relato de una docente, hija de un matrimonio de avanzada edad que vivía sobre la calle Lavalle en Quilmes cuando el 23 de agosto de 2016, a las tres de la madrugada ingresaron entre cuatro y cinco sujetos armados, que durante dos horas los mantuvieron cautivos, los golpearon y les robaron. “Cuando yo llegué la casa estaba toda revuelta, las puertas no abrían porque había cosas tiradas, habían arrancado hasta los empapelados”. La testigo recordó que una semana antes del asalto, su padre había cobrado la reparación histórica “…no sé si tiene algún tipo de conexión”, reflexionó.

También declaró ayer una médica que el 28 de marzo de 2013 llegó a su casa de la calle Manuel Quintana en Quilmes Oeste y a los pocos minutos cuatro hombres armados ingresaron a su domicilio forzando una reja y rompiendo una puerta.

La mujer sostuvo que estuvieron en su vivienda unos treinta minutos. “Fue muy efectivo todo. Se llevaron computadoras, plasmas, ropa deportiva, billeteras y alhajas… Ellos se comunicaban con alguien de afuera”, aseveró para añadir que “le decían a alguien por Handy que viniera a buscarlos pero el otro les respondía que esperaran porque estaba la vigilancia del barrio”.

 “Tenían datos precisos… por ahí estaban algo confundidos. Me decían abrí la caja fuerte y yo les decía que no tenía ninguna y me insistían ‘vos tenés los dólares de la casa de tu vieja’. Eso era cierto pero ese dinero estaba en una caja de seguridad en el banco. Venían con datos”, opinó la médica.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios