pulperia

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) inspeccionó la Comisaría 3ª de Quilmes Oeste, a la que el año pasado le habían prohibido alojar detenidos cuando el cupo disponible era de 12 personas; y denunció que había 52 presos, es decir un 333 % de exceso

Las 52 personas detenidas conviven en dos celdas colectivas y cuatro individuales. Comparten un sector común que es un espacio cerrado, sin ingreso de luz natural ni ventilación. El encierro y la humedad densa dificultan la respiración. Todos comparten un único inodoro. Para dormir se reparten entre camastros de cemento y el piso. Según informó el comisario sólo hay 10 colchones. Así que la mayoría duerme sobre mantas o deben turnarse para hacerlo”, detalló la CPM.

La CPM en su carácter de Mecanismo local de Prevención de la Tortura, conjuntamente con el Comité Nacional de Prevención de la Tortura, realizó inspecciones a dos comisarías bonaerenses: la 3ª de Quilmes Oeste y la 2ª de Virrey del Pino. Ambas están alcanzadas por medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Sin embargo, siguen alojando personas “en condiciones que generan riesgo de vida crítico”, informó el organismo.

“Este mes de agosto registró un récord de sobrepoblación y hacinamiento extremo en comisarías de la provincia de Buenos Aires que ascendió al 357 %.  Los 5.480 detenidos en 1.199 cupos disponibles, que tampoco cumplen con estándares internacionales de derechos humanos, representan un déficit estructural complejo que promueve la violencia y habilita la vulneración sistemática de los derechos de las personas detenidas”, remarcó la CPM. 

“Los índices de sobrepoblación y hacinamiento extremo, sumados a las atroces condiciones de detención, se constituyen torturas y malos tratos que se agravan frente a la falta de mecanismos de control y cuidado para atender situaciones ocasionadas por la pandemia de COVID-19. Con 5.480 detenidos en 1.199 plazas, se alcanza una sobrepoblación récord de los últimos 15 años”, sostuvo la Comisión por la Memoria.

Las inspecciones realizadas de manera conjunta en la seccional 3ª de la avenida 12 de Octubre 55 y en una comisaría de Virrey del Pino evidenciaron que “continúan funcionando en condiciones de extremo hacinamiento y deshumanización. Lo constatado en Quilmes y Virrey del Pino no es una excepcionalidad sino una muestra del grave estado estructural en que se encuentran las comisarías en la provincia de Buenos Aires”, señaló la CPM.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios