sacardi

Nahuel Hernán Zacarías, tenía 23 años, cuando en septiembre de 2019, volvía de trabajar en su moto, le lanzaron una piedra para robarle y perdió la vida tras impactar contra una columna de concreto en el Acceso Sudeste, a la altura de Bernal.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº1 de Quilmes, condenó ayer a una pena unificada de 17 años de prisión a Héctor Coronel, por el homicidio del joven Nahuel Zacarías, ocurrido en septiembre de 2019, cuando impactó la moto que conducía contra una columna de concreto en Bernal, después que le arrojaran una piedra con intenciones de robarle el rodado.

Los jueces María Cecilia Maffei, Marcela Vissio y Fernando Celesia, por unanimidad, condenaron, a Coronel a 14 años de prisión por el homicidio de Nahuel Zacarías y le unificaron la pena a 17 años por una condena anterior de 3 años de prisión en suspenso

Nahuel Hernán Zacarías, tenía 23 años, cuando en septiembre de 2019, volvía de trabajar en su moto, le lanzaron una piedra para robarle y perdió la vida tras impactar contra una columna de concreto en el Acceso Sudeste, a la altura de Bernal.

El agresor, fue identificado como Héctor Jesús Coronel, y durante el juicio oral y público, la fiscal María de los ángeles Attarian Mena, entendió que éste era el responsable de los hechos que le costaron la vida al joven Zacarías, por lo que solicitó 20 años de cárcel. La representante del Ministerio Público, en su alegato, sostuvo que por el delito de “homicidio simple con dolo eventual” correspondía reclamar 17 años de cárcel pero que debería aplicársele una pena única de 20 años de prisión por entender que debía revocársele la condicional y sumársele esos 3 años.

Cabe añadir, que Coronel, al momento de la muerte de Zacarías se encontraba cumpliendo una pena de 3 años de prisión en suspenso, que le había sido impuesta por el departamento judicial de Lomas de Zamora en la unificación de dos hechos delictivos cometidos en los años 2015 y 2017.

 “Es una injusticia lo que están haciendo conmigo”, gritó ayer Héctor Coronel luego de escuchar la condena, mientras le colocaban las esposas para que abandonara la sala de debates.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios