canas

El Pejerrey Club de Quilmes se encuentra en medio de una agitada crisis luego de que Gustavo Fugassa fuera elegido como presidente interino.

Este nombramiento se produjo tras un acuerdo entre los representantes de la Lista Azul, encabezada por Leonardo Barnaba, y los seguidores de la Lista Verde y Blanca, liderada por Fugassa. Este último se desempeñará en el cargo durante varios meses hasta que se convoque a una nueva asamblea para elegir las autoridades definitivas de la institución a lo largo del año en curso.

La tensión en el club de pescadores ha sido evidente desde el pasado 20 de abril, fecha en la que un intento de convocar a elecciones fracasó estrepitosamente. Tres candidatos, Leonardo Barnaba por la Lista Azul, Mario Gutiérrez por la Lista Roja y Gustavo Fugassa por la Lista Verde, estaban listos para competir por la presidencia. Sin embargo, la jornada se vio empañada por forcejeos, empujones, gritos e insultos, impidiendo que los socios pudieran ejercer su derecho al voto.

La asamblea, que comenzó con tres horas de retraso, terminó en un callejón sin salida cuando se aprobó un cuarto intermedio sin fecha, en un intento de calmar los ánimos y resolver la situación. Los representantes de la Lista Roja, encabezados por Mario Gutiérrez, expresaron su descontento ante esta decisión, generando una discusión acalorada que desembocó en la suspensión de la elección.

La incertidumbre reina en el Pejerrey Club de Quilmes mientras se espera una nueva convocatoria que permita elegir a las autoridades que guiarán los destinos de la institución en los próximos años.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios