islas

El 14 de junio de 1982 se produjo la rendición de las tropas argentinas que combatieron en las Islas Malvinas. Este duro golpe terminó de empujar al Pueblo argentino en su resistencia a la firme decisión de derrocar a la dictadura cívico-militar.

Con la finalización del gobierno del autodenominado “proceso de reorganización nacional” la recuperación de la democracia, diferentes temas acapararon la atención de los argentinos y la dolorosa derrota militar sufrida en el Atlántico Sur dio el puntapié inicial a un enérgico proceso de desmalvinización de la cultura nacional.

Distintos actores de la vida social y política de nuestro país observan las causas de este proceso de desmalvinización, al que fuimos sometidos los argentinos, en factores externos con intereses concretos sobre nuestro territorio y en la acción de lacayos locales que responden a los dictados de las grandes centros del poder mundial. Lo cierto es que este proceso existió y el tema Malvinas comenzó a tener un espacio marginal cuasi irrelevante en la vida de la nación, tal es así que una de las primeras medidas tomadas fue la de trasladar el feriado del 2 de abril al 10 de junio, fecha que instauro el gobierno del general Perón en 1973 para conmemorar la creación de la comandancia política militar de nuestras Islas en 1829.

Sin embargo, esta fecha que tenía como fin reafirmar nuestro compromiso con la recuperación de los archipiélagos australes, no tenía el mismo significado una vez acontecido la guerra de Malvinas. Es más, muchos compatriotas relacionaban ese día con la rendición de las tropas nacionales en el 82. Lo que reafirmaba la idea, probritánica por cierto, que Argentina había cometido un enorme error al haber recuperado por la vía de las armas un territorio que también fue arrebatado por la fuerza en 1833.

Durante muchos años el 14 de junio fue sinónimo de derrota, sin embargo, creemos necesario resignificar esta fecha, porque si bien rememora lo sucedido en 1982, lo concreto es que a partir de ese día el Pueblo argentino decidió reconocer la gesta que llevaron adelante nuestros soldados, honrar a los caídos en combate y cobijar en su seno la Causa enarbolando la irrenunciable lucha por la definitiva recuperación de nuestras Islas Malvinas.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios