smarphonres

La Defensoría del Pueblo de Quilmes detectó, por lo menos, tres antenas de telefonía celular de la empresa Movistar que buscan ser instaladas en zonas prohibidas por las ordenanzas vigentes en el Distrito.

Trascendió que la empresa proyecta ubicarlas en el estacionamiento del Hospital de Quilmes, en Solano y en Ezpeleta.

Ayer el ombudsman quilmeño, Adrián Carrascal, presentó tres pedidos de informes al respecto.

Mientras tanto, la empresa Movistar aún sigue sin normalizar el servicio telefónico de cientos de vecinos de la ciudad que sufrieron la pérdida de sus líneas en el incendio de la sucursal de la Peatonal Rivadavia en septiembre del año pasado.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios