solano

Policías de la DDI de Quilmes allanaron dos desarmaderos clandestinos en los que decomisaron más de 500 autopartes y varios vehículos con pedido de secuestro judicial. Los procedimientos se llevaron a cabo en San Francisco Solano y en Berazategui donde hubo cinco detenidos.

De acuerdo al detalle entregado por la Policía, uno de los allanamientos se efectuó en la calle 835 y calle 884 de Solano donde funciona un taller de mecánica clandestino. En el lugar se incautaron autopartes de 11 vehículos, un automóvil con pedido de secuestro por “hurto”, 5 chapas patentes “apócrifas”, una cédula de identificación “apócrifa”, 24 puertas de automóviles, 35 guardabarros, 23 instrumentales, 13 tapas de baúl, 49 amortiguadores, y 22 butacas.

En tanto, el procedimiento en Berazategui se llevó a cabo en Camino General Belgrano y calle 15A, en un “taller de chapa y pintura”, donde se procedió al secuestro de varias autopartes (puertas, capots, tableros, portones traseros, amortiguadores, espirales, tapas de cilindros, etc.) pertenecientes al menos a 31 vehículos, un automóvil con pedido de secuestro por el delito de hurto automotor, un auto con numeraciones de motor adulterada y de chasis “suprimida” con documentación apócrifa.

Según fuentes policiales, en este taller fueron detenidos cinco hombres mayores de edad quienes quedaron a disposición de la Justicia.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios