monsenor

El obispo adjunto de Quilmes, Monseñor Marcelo Julián “Maxi” Margni, fue nombrado el sábado último como obispo de Avellaneda-Lanús por el papa Francisco.

.  Margni envió un saludo a la comunidad que Dios le encomienda pastorear y valoró agradecido a la congreción de Quilmes, de la que fue obispo auxiliar.

Por su parte, el obispo Carlos Tissera envió un mensaje ante la noticia del nombramiento de Margni: “En primer lugar, felicito y saludo "a las hermanas y hermanos de la vecina diócesis hermana, junto a sus sacerdotes, diáconos, consagradas y consagrados".

"Me alegro profundamente que, desde ahora, puedan ser acompañados en el seguimiento de Jesús, como discípulos misioneros, por este nuevo pastor que ha sido mi obispo auxiliar, verdadero hermano y amigo", expresó. "La Iglesia de Quilmes, nacida del seno de la Iglesia de Avellaneda hace 45 años, tiene el gozo de entregar a unos de sus hijos para que presida en la caridad esa porción del pueblo de Dios".

"Con genuino amor cristiano acompañamos el paternal gesto del papa Francisco, siempre solícito a proveer 'pastores con olor a oveja' para el bien de las Iglesias. La alegría de tal designación compensa lo que nos significa este desprendimiento", reconoció.

El prelado agradeció en nombre de la diócesis, al padre "Maxi" por "su entrega alegre y entusiasta durante su vida sacerdotal y, especialmente, en estos fecundos años de servicio episcopal" y afirmó: "Extrañaremos hondamente su compañía fraternal y cordial".

"Providencialmente, la fecha de publicación de este nombramiento coincide con aquella en que se conoció la decisión del papa San Pablo VI, el 7 de agosto de 1976, cuando regaló a la nueva diócesis de Quilmes, a su primer pastor, el siervo de Dios padre obispo Jorge Novak. Estoy convencido que su compañía desde el cielo siempre será nuestro auxilio", aseguró.

E invitó a los fieles de quilmes "a que en nuestras familias y comunidades recemos por el padre obispo Maxi y por la diócesis de Avellaneda-Lanús, que su pastoreo sea según el corazón de Jesús, al modo de los obispos Novak, Angelelli, Pironio y de tantos otros que plasmaron en su ministerio el espíritu del Concilio Vaticano II. Nuestra oración por él será la mejor manera de brindarle nuestro agradecimiento y la prueba de nuestro sincero afecto", consideró.

"En este año de San José, 'protagonista valiente y fuerte' de la historia de la salvación, y a la vez "padre en la ternura", le pedimos que acompañe al Padre Obispo Maxi en su nueva misión pastoral".

"Querido Maxi, ¡Gracias! ¡Muchas gracias! Siempre la Iglesia de Quilmes será la madre que te vio crecer. Estarás siempre presente en el corazón de su pueblo. Fuiste ordenado obispo el día de la fiesta del Santo Cura Brochero; que él te ayude a ser feliz 'entreverado' en la vida de los pobres", anheló.+

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios