trainning

La detención de los dos hombres, padre e hijo, se produjo cerca del mediodía de hoy en las inmediaciones de la estación de ómnibus de Luján. Se cree que estaban por abordar un micro con dirección al norte del país, donde tienen un familiar.

Omar y Diego Giménez, los dos entrenadores de fútbol femenino de Argentino de Quilmes, acusados de grooming y abuso sexual, estaban juntos en Luján e intentado evadir a la Justicia. Luego de haber sido acusados oficialmente por el fiscal Daniel Ichazo, la DDI de Quilmes comenzó una búsqueda que duró cerca de 24 horas. En las próximas horas serán indagados. Por el momento, son tres las denuncias formales en su contra, una por acoso y dos por violación a menores de en 13 y 15 años. Se enfrentan a penas que podrían llegar a los 15 años de prisión.

El seguimiento a los dos entrenadores comenzó hace 24 horas. La Justicia intervino sus teléfonos y siguió el impacto de la señal de los celulares en las antenas telefónicas hasta determinar la zona en la que se encontraban. También detectaron una comunicación del mayor de los dos con un familiar que vive en el norte del país.

“Creemos que estaban a punto de tomarse un micro hacía algún lugar. Ya sabíamos que no podían estar muy lejos porque estaban sin dinero y no tenían a nadie que los ayude. No nos extrañaría que ahora que están detenidos aparezcan nuevas denuncias en su contra”, dijeron allegados a la investigación.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios