rodriguez

Se trata de Luciano Rodríguez (39), quien fue precandidato a intendente de Quilmes por el Frente Despertar en las últimas elecciones y permanece detenido desde el 29 de julio pasado, cuando protagonizó un choque en el que murió Mauro Alberto Varela (37).

El hombre que chocó y mató a otro automovilista cuando perseguía de contramano a un motochorro que le acababa de robar su teléfono celular en la localidad de Gerli en julio pasado, continuará con prisión preventiva, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Luciano Rodríguez (39), quien fue precandidato a intendente de Quilmes por el Frente Despertar en las últimas elecciones y permanece detenido desde el 29 de julio pasado, cuando protagonizó un choque en el que murió Mauro Alberto Varela (37).

La decisión fue adoptada por la jueza de Garantías número 10 de Avellaneda, Estela del Carmen Mollo, quien avaló el pedido de la fiscal Solange Cáceres para que Rodríguez permanezca detenido por el delito de "homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de vehículo automotor".

La fiscal había considerado que el hombre debía seguir detenido ya que la expectativa de pena que tiene el delito que se le imputa prevé "una condena de prisión efectiva”.

"Nos encontramos ante una clara violación al deber de cuidado, por lo que son extremos que no hacen más que justificar la concurrencia de riesgo procesal, como ser el peligro de fuga y entorpecimiento probatorio, los que en el caso, al menos de momento, no pueden ser razonablemente evitados por la aplicación de una medida menos gravosa para el encartado, resultando entonces aconsejable mantenerlo privado de su libertad", dice la resolución de la jueza.

En tanto, el abogado Gregorio Dalbón, quien representa a la familia de Varela, consideró que la decisión de la jueza "es trascendental porque va a dejar el precedente de que nunca, ningún ciudadano debe hacer justicia por mano propia, para eso están las fuerzas de seguridad”.

“Es una de las causas más importantes para la concientización de que la justicia por mano propia no sirve absolutamente de nada”, explicó el letrado, quien agregó que "por un celular este hombre quería matar al ladrón y terminó matando a un inocente”.

“No podemos naturalizar y acostumbrarnos a que si pasa algo tenemos que salir a defendernos, para eso están las fuerzas policiales, para eso está el Ministerio de Seguridad y para eso están las personas especializadas en este tipo de situaciones”, afirmó Dalbón.

El hecho que se le imputa a Rodríguez ocurrió pasado el mediodía del 29 de julio pasado cuando se hallaba junto a su mujer en la zona de Lanús y un motochorro le arrebató su teléfono celular, por lo que se subió a su auto Chevrolet, Cruze color bordó y salió a perseguirlo.

Tras una persecución que se extendió algunos minutos, Rodríguez manejó varias cuadras de contramano por la calle Basavilbaso y al llegar al cruce con Camino General Belgrano, que es una avenida doble mano, el auto impactó contra el Volkswagen Fox gris, que conducía Varela.

El episodio quedó filmado por una cámara de seguridad municipal, en la que se observó el paso de la moto con el delincuente y, 11 segundos después de que pasara la moto, se produjo el impacto de los dos autos.

A raíz del choque, la víctima salió despedida y murió tras ser trasladada al hospital Fiorito, mientras que los dos ocupantes del Cruze, el conductor y su pareja, llamada Erica Maldonado (32), resultaron con heridas leves en sus rostros.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios