condenado

El dueño de la disco “L’Zero” de Bernal Oeste, en un fallo en disidencia, fue condenado a prisión perpetua por la muerte de Diego Páez, ocurrida frente a las puertas del local nocturno de su propiedad hace 4 años.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°4 de Quilmes, dispuso para con el acusado, que gozaba del beneficio de la prisión domiciliaria su arresto inmediato. Asimismo, se resolvió por unanimidad la absolución del otro imputado que se desempeñaba como personal de seguridad del bailable.

Diego Páez (de 33 años), recibió un impacto de bala que le provocó la muerte cuando se encontraba frente a las puertas del boliche “L’Zero” de la calle Paso al 5200, esquina 196 de Bernal Oeste, el 8 de marzo de 2014, en medio de una gresca generalizada. Por su crimen fue juzgado el dueño del bailable Gustavo Adrián Vallejos (de 47 años), que llegó al debate acusado de “homicidio, abuso de armas y portación ilegal de arma de guerra”, pero la fiscal de Juicio, Mariel Calviño, decidió ampliar la acusación y le imputó el delito de “homicidio con alevosía”.

Según se reconstruyó en el debate oral, la víctima estaba en el piso luego de haberse desatado una pelea entre los numerosos asistentes a “L’Zero”, el imputado habría disparado desde la terraza y posteriormente bajó al lugar de la gresca donde nuevamente disparó, tras lo cual se habría dirigido al lugar donde se encontraba Páez y lo habría baleado desde un metro de distancia.

Ayer el Tribunal Oral N°4, por voto mayoritario, resolvió condenar a Vallejos a la pena de prisión perpetua por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego con alevosía mediante la utilización de arma de fuego” y revocar el beneficio de detención domiciliaria del que gozaba hasta ayer disponiendo su alojamiento en una unidad carcelaria.

El voto en disidencia fue del juez Mario Daniel Caputo, en tanto los magistrados Andrea Vanina Calaza y Alberto Elio Ojeda, coincidieron en un veredicto condenatorio para Vallejos.

En tanto, a la hora de resolver respecto a la situación de José Rubén Martínez, uno de los integrantes de la seguridad del bailable, que fue juzgado porque presuntamente, mientras asesinaban a Páez, habría intentado ingresar por la fuerza a “L’Zero”, a uno de los amigos de éste (Alan Nahuel Ramos), dictaminaron que correspondía veredicto absolutorio porque “las pruebas no alcanzaron para vincularlo con el hecho”.

INTERRUPCIÓN DE LA LECTURA DEL FALLO

Durante la lectura de la resolución del Tribunal que se extendió por casi una hora, la madre de la víctima Diego Páez, se descompensó y perdió el conocimiento por lo que debió solicitarse la presencia de emergencias médicas. Luego de una breve interrupción continuaron leyéndose los fundamentos del fallo. Cabe resaltar que la familia de la víctima fue representada durante el juicio por la abogada Camila Gerini, de la Subsecretaría de Derechos Humanos del Municipio quilmeño a cargo de José Estevao.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios