judicial

A casi un año del asesinato de un chico de 14 años en Ezpeleta, crimen por el cual fueron detenidos cuatro policías bonaerenses y a los pocos meses liberados tres de ellos, la fiscal que llevó adelante la investigación solicitó la elevación del caso a juicio oral y público. La solicitud es analizada por el Juzgado de Garantías Nº2 de Quilmes.

La titular de la Fiscalía de Instrucción y Juicio Nº7 de Quilmes, Ximena Santoro que realizó la investigación por el asesinato del menor Matías Banuera (de 14 años) y mantiene detenido a uno de los policías por el crimen, solicitó esta semana la elevación a juicio del expediente ante el juez de Garantías Nº2, Martín Nolfi.

Fue a fines del mes de julio del año pasado cuando un grupo de adolescentes -alrededor de seis- había intentado robar una moto del patio de una vivienda de Ezpeleta (Vélez Sarsfield y calle 402), momento en que cuatro policías se encontraban en una casa vecina celebrando un cumpleaños, y alertados por un vecino, los persiguieron a los tiros. Una de las balas dio en Matías Banuera (14 años), que murió en el acto.

Los cuatro miembros de la Policía Bonaerense involucrados en la persecución que terminó con la vida del menor eran Cristian Alejos, Maximiliano Aguirre, Lucas Bulllosa y Manuel Argañaraz. Estos oficiales formaban parte de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) de la Bonaerense, que fue creada para combatir la inseguridad en las zonas más conflictivas y que responde directamente al Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

Alejos, Aguirre, Bullosa y Argañaraz, inmediatamente después del crimen del adolescente fueron detenidos y permanecieron en esa condición hasta que en noviembre de 2017, se conocieron los resultados del cotejo de las cuatro armas reglamentarias de los policías imputados. El disparo que puso fin a la vida de Matías Banuera se efectuó desde el arma del oficial Cristian Alejos. Con el resultado de las pericias que individualizaron al autor del disparo, Aguirre, Bullosa y Argañaraz salieron de prisión.

A casi un año del homicidio, la fiscal Santoro solicitó la elevación a juicio del caso que tiene como imputados a los cuatro oficiales de la Policía por el delito de “homicidio agravado por su condición de policías”.

Ahora, es el juez Nolfi quien analiza hacer lugar al requerimiento de la fiscal para que los policías imputados por el asesinato del chico de 14 años sean juzgados en juicio oral y público.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios