shop

Mientras un sujeto permanece detenido por el misterioso asesinato de la dueña del pet shop de Don Bosco ocurrido hace 15 días, la Justicia aún maneja varias hipótesis investigativas y todavía no ha podido confirmar la identidad de la víctima.

Fue el lunes 23 de septiembre pasado, cuando dos individuos en moto llegaron a un comercio de venta de comida para perros, ubicado en Uriburu 1135 (Don Bosco), para balear a su dueña. En escasos segundos la mujer a cargo del lugar recibió un disparo en el pecho que le provocó la muerte. Alertados por los vecinos, llegaron los policías que descubrieron a metros de la entrada al pet shop a la mujer (de entre 40 y 45 años) sin vida y detrás del mostrador una caja con $30.000 y tres bolsas de nylon blancas con fajos prolijamente doblados que sumaban unos $738.000. Si en un primer momento se pensó en un robo, éste fue descartado casi inmediatamente.

 

CáMARAS DE SEGURIDAD LINDERAS:

 

Las cámaras de seguridad de un consultorio lindero, resultaron ser un aporte fundamental a la hora de avanzar en la investigación que lleva adelante la fiscal Ximena Santoro.

Por el momento, hay un joven que fue detenido en Bernal Oeste y que se presume, habría sido el autor del disparo. Según se supo de fuentes judiciales, se negó a prestar declaración al tiempo que su abogado anunció que no participó del homicidio y que podrá demostrar que en ese momento el acusado se encontraba en otro lugar.

En tanto, el cómplice que manejaba la moto, aún permanece prófugo.

 

VíCTIMA SIN IDENTIFICAR

 

Por otra parte, la Justicia maneja varias líneas investigativas en cuanto al móvil del hecho, que van desde un asalto fallido hasta el crimen por encargo, pasando también por un ajuste de cuentas

Otro de los interrogantes de la causa es la identidad de la víctima que no se encuentra en ninguna base de datos. Hasta el momento, no aparecieron familiares de la dueña del local de alimentos para mascotas y nadie reclamó su cuerpo.

Aunque los vecinos -con quienes no tenía una buena relación- coincidían en que la víctima se llamaba Mariela y era peruana, la Policía indicó que su nombre sería María Teresa Villena, información que fue tomada de un documento encontrado en el lugar; sin embargo, luego encontraron otro con un nombre distinto para posteriormente hallar un tercero con una mezcla de los nombres de los anteriores pero con otro apellido. Cabe aclarar que en ninguno de los tres DNI aparecía el nombre «Mariela» con el que se había presentado en el barrio.

Por ahora, los investigadores no han podido confirmar la identidad de la víctima de la cual no hay registros en bases de datos ni de la Provincia ni de la Nación.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios