brochas

Aparecieron pintadas en la sede del Sindicato de Trabajadores Municipales de Quilmes en la calle Sarmiento.

El aumento inconsulto de la cuota gremial a los afiliados agita la interna desatada en el Sindicato que tiene como protagonista a Alfredo Ocampo y Ariel Montovani, ambos integrantes de la Comisión Directiva que encabeza Mónica Squerro hace menos de un mes.

Las diferencias por el rumbo del gremio parecen irreconciliable por estas horas aunque no descartan alguna reunión para arrimar las posiciones. 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios