rebelde

Juan Grabois, titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), solicitó ayer públicamente a la intendenta electa de Quilmes, Mayra Mendoza, la inclusión de los cartoneros y carreros de la ciudad al proceso de reciclado de basura.

Lo hizo en el marco de una jornada convocada en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) para debatir sobre la economía popular.

Grabois pidió que en el proyecto participen todas las iglesias de Quilmes, la Universidad y la municipalidad quilmeña con la intención de “dignificar una actividad que es un trabajo digno que se hace en condiciones indignas” al tiempo que mencionó que “es intolerable que las señoras de Quilmes Centro llamen al Municipio para denunciar a los compañeros cartoneros por utilizar caballos en sus carros”.

“Hay cosas -continuó- que no se pueden seguir tolerando y yo creo mucho en Mayra que es una compañera joven. Sin el apoyo del Estado no se puede llevar a la práctica un proyecto de recolección diferenciada y reciclado priorizando a cartoneros y carreros, como así tampoco garantizar la provisión de alimentos sanos a escuelas y comedores comunitarios surgidos de sectores de la economía popular”, indicó el dirigente social.

La solicitud de Grabois se hizo en un contexto en el que ponderó la figura de la intendenta electa de Quilmes, Mayra Mendoza, que no había podido asistir al encuentro debido a la sesión de la Cámara de Diputados que la retrasó. Incluso, tuvo palabras elogiosas para con Mendoza, pero igualmente no dejó pasar la oportunidad para hacer saber su pedido.

En este contexto, habría que mencionar que en el partido de Quilmes desde la gestión de Francisco “Barba” Gutiérrez hay una ordenanza que prohíbe la tracción a sangre en el Distrito y que se encuentra actualmente vigente en forma parcial.

Grabois participó de un panel en el que estuvo acompañado por el rector de la UNQ, Alejando Villar; el obispo auxiliar de Quilmes, Marcelo “Maxi” Margni y el director del Departamento de Economía Popular de la Universidad, Rodolfo Pastore. Entre el público, se encontraba la concejal Eva Stoltzing; el consejero escolar Ramón Arce; y el dirigente gremial histórico Carlos Custer, entre otros.

Cabe mencionar que Grabois fue quien cerró la convocatoria, pero tanto Alejandro Villar como el obispo Margni hicieron uso de la palabra haciendo un racconto de las dificultades sociales que hoy atraviesan muchas zonas de nuestro país.

 

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios