pelado

El próximo 18 de agosto, se cumplen 28 años desde la puesta en funcionamiento de la Justicia penal y correccional en Quilmes. Cinco días después, se jubila el último magistrado de los primeros ocho jueces con los que debutó la justicia provincial en la ciudad. Se recordará que el departamento judicial Quilmes abarca además de este distrito, los vecinos partidos de Berazategui y Florencio Varela.

La jubilación de Ariel González Eliçabe marca el fin de una época. Quizás fue el magistrado con perfil público más alto que haya tenido el fuero penal quilmeño. A lo largo de su carrera, antes de la implementación del nuevo Código Procesal Penal en la provincia de Buenos Aires a partir de 1998, investigó a la administración municipal de Quilmes encabezada por el entonces intendente Eduardo Oscar Camaño quien fuera a posteriori -en el 2001- presidente de la Nación por un día; y pidió la detención de quien fue el titular de la Dirección General de Servicios Sanitarios (ex Lacosque), Francisco Lera, que permaneció prófugo hasta que prescribió su causa. En el contexto de esa investigación detuvo a quien era el propietario del diario El Sol.

González Eliçabe también supo ganarse grandes espacios en la prensa nacional cuando mandó a detener al ex intendente Aníbal Fernández en octubre de 1994 en el marco de una investigación por irregularidades en la privatización en la ex Dirección General de Servicios Sanitarios. Finalmente, como ya se conoce, Fernández notorio dirigente “K” logró eludir la detención y debió presentar una serie de recursos judiciales para evitar la prisión.

Además, el juez González Eliçabe encabezó, entre otras, la investigación del atentado al ex médico represor Jorge Bergés. Luego de la reforma al Código Penal, y ya como integrante de un Tribunal Oral, juzgó al acusado por la muerte del cantante cuartetero Rodrigo Bueno; y a la ex concejal quilmeña Liliana Lutteral.

Con 77 años, 37 de los cuales se ha desempeñado en la Justicia, Ariel González Elicabe dejará su cargo el próximo 23 de agosto. Con su renuncia, se va el último juez de los primeros que integraron el fuero penal quilmeño. él se había hecho cargo del Juzgado Criminal N°4 y lo acompañaban Daniel Cisneros (en el N°3), Rubén Darío Sánchez (en el N°2) y Carlos Armando Rousseau (en el N°1); mientras que a cargo de los correccionales estaban Orfeo Maggio (N°1), Margarita Allaza de Iturburu (N°2), Oscar Hergott (N°3) y Guillermo Ponz (N°4).

Como todos los años, en el edificio ubicado sobre la avenida Hipólito Yrigoyen, se realizará un acto conmemorativo por este nuevo aniversario de la puesta en funcionamiento del fuero penal en Quilmes, oportunidad en que se entregarán reconocimientos, medallas y diplomas a funcionarios y trabajadores de la Justicia.  

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios