guillty

Se recordará, que para que en un Juicio por Jurados haya una condena, se necesita que diez de los doce miembros del Jurado estén de acuerdo.

Esta tarde, con una deliberación de cerca de una hora, doce vecinos de la zona resolvieron que una funcionaria judicial que estaba siendo juzgada en un Juicio por Jurados en los Tribunales penales de Quilmes por tenencia de drogas en su casa, era “culpable”.

La semana próxima se conocerá la pena que pesará sobre la funcionaria judicial, Luciana Gisela D’Angelo (43 años), había llegado a juicio en libertad, acusada junto a su concubino -que ya fue condenado en un juicio abreviado- de tenencia y comercialización de drogas en la vivienda que ambos compartían en Quilmes Oeste, ubicada sobre la calle Joaquín V. González en el barrio El Dorado.

Ahora, luego del veredicto de “culpable”, la jueza del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº1 de Quilmes, María Cecilia Maffei, fijará una audiencia en la que se resolverá qué pena le corresponde a la abogada que se desempeñaba como auxiliar letrada en el departamento judicial quilmeño con asiento en Florencio Varela.

Hoy por la mañana, en el Juicio por Jurados que se desarrolla en los Tribunales penales de Quilmes, la fiscal de Juicio, María de los Ángeles Attarian Mena, había pedido a los vecinos que declaren “culpable” a Luciana D’Angelo, por tenencia de drogas agravada por ser funcionaria pública.

Durante los alegatos de las partes, la fiscal Attarian Mena, recordó a los miembros del Jurado los 16 frascos de vidrio enormes que se encontraron con marihuana dentro de los distintos ambientes de la casa que la imputada compartía con su pareja y la droga que la Policía halló, entre otros sitios, en un mueble, una lámpara, en el extractor de la cocina, en el lavarropas y en el cambiador del bebé. “Había balanzas”, dijo la fiscal para añadir que “había muchas drogas y no era para consumo, era para vender. Ella no puede desconocer todo esto”, subrayó para seguidamente solicitarles a los Jurados que su veredicto sea de “culpabilidad”.

D’Angelo, había llegado a juicio en libertad y sólo había permanecido unas horas demorada cuando se realizó el procedimiento policial en su casa situada sobre la calle Joaquín V. González el 12 de septiembre de 2019. Hoy, frente a los doce vecinos de la zona que integraron el Jurado, sostuvo: “Soy inocente. Nunca estuve en posesión de ningún tipo de drogas. A mí me la estaban ocultando. No soy una criminal”, remarcó.

Por su parte, el defensor oficial Roberto Rosales, que representó a D’Angelo, le había solicitado al Jurado la absolución de su defendida. “El conocimiento no es participación. No es autora. No es partícipe”, expresó el defensor al tiempo que en varios tramos de su alegato señaló que la imputada “tiene tres hijos y tiene que seguir trabajando”.

Luego de los alegatos de las partes, los doce vecinos que conformaron el Jurado, recibieron instrucciones de la jueza Maffei, y se retiraron a deliberar para luego emitir su veredicto: “culpable”.

Se recordará, que para que en un Juicio por Jurados haya una condena, se necesita que diez de los doce miembros del Jurado estén de acuerdo.

Luego del veredicto de los Jurados, que se concretó alrededor de las cuatro de la tarde, la jueza Maffei realizará la semana próxima una nueva audiencia de la que participarán la fiscal Attarian Mena y el defensor Rosales, donde se resolverá la pena que pesará sobre la abogada y funcionaria judicial Luciana D’Angelo.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios