hat

El obispo de la Diócesis de Quilmes, Carlos José Tissera, hizo foco “en la esperanza” en su tradicional mensaje por Pascua. Habló de las consecuencias sociales y económicas de la pandemia y recordó con “dolor” la guerra entre Rusia y Ucrania.

Monseñor Tissera presidió ayer la misa de Pascua en la Catedral de Quilmes, ubicada sobre la Peatonal Rivadavia entre las calles Mitre y Sarmiento.

Durante esta Semana Santa, el Obispo también encabezó actividades en otros distritos que componen la Diócesis, como Berazategui y Florencio Varela.

A continuación transcribimos los párrafos más importantes del mensaje del Obispo Tissera:

“En medio de una pandemia aún no mitigada plenamente, doloridos por esta guerra entre Ucrania y Rusia -con gran repercusión mundial- que se suma a tantas otras guerras desatadas hace décadas; en medio de este complejo momento de nuestro país, el anuncio de Pascua recoge un acontecimiento lleno de esperanza: "Cristo, el crucificado, ha resucitado".

(…)

“El Resucitado es esperanza para todos los que sufren en este momento por las heridas que ha dejado la pandemia, la falta de trabajo, la violencia que generan los conflictos familiares, la crispación provocada por las crisis económicas, sociales y políticas. La fuerza viva del Espíritu del Señor Resucitado sigue animando la vida de tantas personas que encarnan a Jesús que se pone a lavar los pies; los que ante la necesidad del prójimo no se quedan en la denuncia de la injusticia, sino que, además, se deciden a ponerse al servicio de quien sufre, uniéndose a otras personas para no dejarse vencer por el mal, sino procurando el bien común. La Pascua de Jesús nos renueva. El Resucitado abre nuestros oídos para escuchar el clamor de la gente de nuestro pueblo; nos hace cercanos al dolor humano para abrazarlo con ternura; nos ilumina para discernir lo que debemos hacer; nos enciende en amor divino para sostener al hermano, a la hermana que padece, sintiéndonos juntos en la misma barca”.

“La Pascua renueva y rejuvenece nuestra imaginación y creatividad para "generar procesos de encuentro, procesos que construyan un pueblo que sabe recoger las diferencias".

Se recordará que la Diócesis de Quilmes informó que desde ayer quedó levantada la dispensa de la obligación de asistir a la Misa dominical y en días de precepto. Los sacerdotes y diáconos, conjuntamente con los consejos pastorales parroquiales, velarán para que en los espacios dedicados al culto se guarden los cuidados sanitarios adecuados.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios