torreta

La empresa Edesur, fue demandada por “daños y perjuicios”. Diez años le llevó a la familia del menor que la Justicia emitiera un fallo.

La Corte bonaerense responsabilizó a la empresa Edesur por los daños permanentes que padece un chico que sufrió hace 15 años una descarga eléctrica en el balcón de su casa ubicada en Berazategui. Ahora, la causa deberá volver al Juzgado Civil y Comercial Nº8 de Quilmes para el dictado de la sentencia definitiva. 

Fue en el mes de marzo del año 2005, cuando un niño de 5 años de edad que se encontraba en el balcón de su vivienda tomó contacto con un cable que se hallaba colgado de la línea de media tensión (13.200 kw) y sufrió una descarga eléctrica que le produjo severas lesiones y secuelas incapacitantes, entre ellas la amputación de una mano y parte de un brazo.

La empresa Edesur, fue demandada por “daños y perjuicios”. Diez años le llevó a la familia del menor  que la Justicia emitiera un fallo.

El Juzgado Civil y Comercial Nº8 de Quilmes, a cargo de la jueza Claudia Celerier, resolvió en octubre de 2015, condenar a la firma Edesur a pagar una suma de dinero por incapacidad, tratamiento psicológico, gastos médicos futuros y daño moral. No obstante, dicho pronunciamiento fue apelado y la Sala II de la Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial del departamento judicial quilmeño lo revocó rechazando la pretensión en todos sus términos.

De esta forma, la familia del niño que recibió la descarga eléctrica, se vio obligada de acudir a la Suprema Corte luego que la Cámara revocara el fallo de grado y desestimara la demanda por considerar que no se acreditó el nexo causal entre la víctima y el cable de media tensión que pasaba por el exterior de la casa, lo que consideraba como requisito indispensable para el progreso de la acción.

En contra de dicho decisorio, cinco años después, el Máximo Tribunal provincial expresó que "para eximir de responsabilidad al dueño de la cosa generadora de riesgo, es éste quien tiene la carga de demostrar que existió de parte de la víctima, un actuar capaz de fracturar el nexo causal entre el hecho y su consecuencia dañosa”.

Por lo tanto, "era menester que la empresa de distribución eléctrica demandada precisara en qué medida las circunstancias que determinaron el penoso accidente hubieran podido ser evitadas si se hubiera observado el comportamiento apropiado por parte de Edesur S.A", ya que "la responsabilidad solo puede surgir de la adecuada valoración del reproche de las conductas en orden a la previsibilidad de sus consecuencias".

De esta forma, la Suprema Corte bonaerense hizo lugar al recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto y revocó la sentencia impugnada, manteniendo lo resuelto en primera instancia en cuanto estimó procedente la acción contra Edesur por los daños que sufrió el niño, hoy de 20 años.

El fallo destaca que la línea de media tensión que porta energía eléctrica es, por su propia naturaleza, una cosa riesgosa en sí misma, ya que genera amenazas a terceros, lo que la convierte en una responsabilidad objetiva de la que no se desliga sino rompiendo la relación entre el hecho y el daño.

Los jueces Sergio Torres, Daniel Soria, Luis Genoud e Hilda Kogan resolvieron en las últimas semanas, remitir las actuaciones al tribunal de origen del departamento judicial quilmeño, para el dictado de una sentencia definitiva bajo los parámetros fijados.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios