cancha

La intervención judicial a Argentino de Quilmes desató una serie de presentaciones que la Justicia Civil quilmeña comienza a resolver.

El viernes último, el Juzgado Civil y Comercial Nº10 de Quilmes decidió no habilitar la feria para tratar la apelación presentada contra la intervención y el pedido de separación de los dos colaboradores de la funcionaria judicial designada al frente del club de la barranca.

La presentación la hizo el abogado Carlos Poli en representación del ex presidente Mate César Sosa y argumentó que los colaboradores de la flamante interventora, Paola Capolo; Roberto Romero y Sergio Figueira, son socios del club y están fuertemente identificados con la oposición. Además, solicitaron una pronta resolución debido a que la remoción judicial sólo alcanzaba a la figura del presidente de la entidad y no al resto de la Comisión Directiva que tiene mandato prorrogado hasta marzo de este año por la Dirección Provincial de Personería Jurídica, según se detalló en el escrito.

En ese marco, solicitaron a la Justicia que la interventora se abstenga de cerrar áreas del club y prohibir el acceso a las instalaciones de la entidad a directivos y colaboradores ya que podría paralizar por completo las actividades de la institución.

Más allá de los argumentos del oficialismo Mate, la jueza del Juzgado Nº10 consideró que no había motivo para habilitar la feria para tratar la presentación y recomendó que el tema sea tratado por el mismo magistrado que decidió la intervención del club de la barranca.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios