novillo

En el inicio del juicio oral y público a uno de los sospechosos de haber sido parte de la patota que atacó salvajemente y le quitó la vida al adolescente Adrián Novillo a la salida de un boliche hace cuatro años, declararon ayer ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°3 de Quilmes, la madre y el padre del menor.

Cristian Adrián Novillo (16 años), fue asesinado por una patota a la salida del boliche “Space” (ex Elsieland) de la Avenida Calchaquí al 3100, en Quilmes Oeste, en junio de 2014.

Fernando Gabriel Amaro (22 años), llegó a juicio en libertad y frente al Tribunal Oral N°3, integrado por los jueces Alicia Anache, Alejandro Portunato y Edgardo Salatino, aseguró que no tenía ningún apodo. Cabe remarcar que durante la investigación se había identificado a un sujeto con el seudónimo de “Pichicho” que resultaba ser Amaro, quien no sólo está siendo juzgado por su presunta participación en el homicidio de Novillo junto a al menos otros diez individuos; sino que además, deberá responder por el ataque y robo a una joven pareja ocurrido en las inmediaciones del hipermercado Jumbo (de Quilmes Oeste) en octubre de 2013, cometido por al menos diez personas. Por este hecho, la acusación es de ‘robo agravado en poblado y en banda’.

Tanto la fiscal de Juicio, María Oricchio, como la abogada que representa al particular damnificado, Jessica Ramallo, al inicio del debate indicaron que cuando se produjo el asesinato de Adrián Novillo, en el barrio donde el adolescente vivía y en los alrededores los vecinos eran víctimas del ataque de un grupo de jóvenes de la villa La Vera, entre los que se encontraría el imputado, que golpeaban y robaban en esa zona.

 

DESGARRADOR TESTIMONIO DE LA MADRE

La primera en declarar ayer ante los jueces Portunato, Anache y Salatino, fue Karina Alejandra Baez, la mamá de la víctima que ingresó a la sala con la inscripción “Justicia por Adrián Novillo” en una remera. Detalló cómo llegó esa mañana del 16 de junio de 2014 su hijo a su casa. “Pensé que lo habían apuñalado por la cantidad de sangre que tenía…estaba bañado en sangre… no podía cerrar la puerta”, recordó. Afirmó que su hijo le dijo que le robaron las zapatillas y el celular y le pegaron y sostuvo que él reconoció a “el rasta de una villa (La Vera) cerca de mi casa…”.

Baez rememoró los trece días de internación de su hijo que fue sometido a “tres operaciones de cinco horas cada una”.

Durante su testimonio, la mamá de la víctima manifestó que “las cámaras de seguridad de la municipalidad desaparecieron, por eso yo denunció connivencia de la Comisaría Novena…” (VER APARTE).

Al mismo tiempo, explicó cómo ella misma comenzó a buscar a los homicidas de su hijo. “Traté de averiguar todo. Quiénes eran, dónde viven. Todo el mundo sabe pero nadie habla. No se investigó nada. En una de las seis cámaras que el fiscal mandó a la Comisaría Novena, yo vi a mi hijo … nunca aparecieron las imágenes esas… Todo quedó en la nada”, se lamentó. “A mi hijo fueron a tomarle declaración tres días después, dicen que se confundían y que iban al Hospital y él estaba internado en el Urquiza. Claramente la Comisaría Novena algo tiene porque las denuncias de los robos como pirañas de los rateritos de La Vera desaparecen”, enfatizó Karina Baez.

 

EL PADRE: “HACE 4 AÑOS QUE SE BURLAN DE NOSOTROS”

A su turno, Marcelo Daniel Novillo, padre de la víctima, que durante estos cuatro años ha venido realizando diversas manifestaciones públicas en reclamo de Justicia. “El Estado tiene la obligación de hacer Justicia. Fallaron en la defensa porque mataron a mi hijo… Hace cuatro años que se burlan de nosotros”, expresó levantando su timbre de voz.

Durante su testimonio, también se quejó porque “amenazaron a mi familia durante 72 días… la fiscalía es paupérrima, la policía es paupérrima y los jueces…”.

También ayer, entre otros brindaron su testimonio una tía de Adrián Novillo, un primo y cuatro amigos y conocidos, ninguno de los cuales se encontraba con él al momento que fue atacado salvajemente ya que había regresado solo a su casa.

 

CON LA TESTIGO AL TERCER PISO

También se escuchó ayer a una vecina que vive frente a la villa La Vera y que había declarado en el juicio que se concretó en la Justicia de Menores, que su marido había identificado a varios de los sujetos que atacaron a Adrián Novillo. Sin embargo, ayer insistió en que no recordaba, por lo que la abogada Ramallo solicitó hacerla escuchar el audio donde estaba grabado ese testimonio. Dado que en la sala de la planta baja de los Tribunales penales, donde se lleva adelante el debate, no pudo escucharse, los jueces y las partes se trasladaron junto a la testigo hasta el tercer piso del edificio. La mujer luego de escuchar la reproducción de los dichos repitió que no recordaba y terminó haciendo silencio frente a las preguntas de la letrada Ramallo respecto a si estaba siendo amenazada.

El debate continúa hoy en la planta baja de los Tribunales quilmeños con la declaración de otros dos testigos en el marco de las acusaciones por el homicidio del adolescente; mientras que luego se presentarán ante el Tribunal los testigos respecto a las acusaciones por el robo y la golpiza cometidos en las inmediaciones a Jumbo, que pesan sobre el imputado.

 

 

 

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios