clerigo

El obispo de Quilmes y presidente de Cáritas Argentina, Carlos José Tissera, pidió abrir la organización caritativa de la Iglesia a otros miembros de la comunidad, sin importar sus creencias ni su afiliación social o política.

El prelado ofreció estas reflexiones pastorales e instó a renovar el servicio ante los más de 130 agentes pastorales del país que participaron del 3 al 5 de mayo del Encuentro Nacional de Vicepresidentes, Directores y Animadores de Cáritas Argentina, en el Colegio Máximo de San Miguel (provincia de Buenos Aires).

El objetivo principal de las jornadas, afirmaron los organizadores, fue “repensar críticamente el alcance de los roles de cada uno en medio de la compleja realidad (social argentina), desde perspectiva integral del cuidado, la cercanía con el pueblo y la audacia evangélica que propone el papa Francisco.

El lema convocante fue “Somos Iglesia que sale, transforma y cuida”, e inspiró cada uno de los momentos, de oración, trabajo y reflexión.

“Busquemos, seamos creativos, dejémonos aconsejar, ayudar, abramos nuestras Cáritas a otros miembros de la comunidad, aunque no sean de los que participan de la iglesia, gente de los barrios, dirigentes de otras instituciones sociales o políticas”, sugirió en su exposición monseñor Tissera.

 “Es cierto, faltan cosas y tenemos nuestras limitaciones pero no es cuestión de quedarse mirando lo que nos falta, sino que lo que tenemos lo podamos compartir”, sostuvo, y les recordó: “Siéntanse respaldados y acompañados, por la Iglesia en la Argentina”.

El encuentro comenzó haciendo un repaso histórico de la vida de Cáritas Argentina en clave de acción de gracias por el camino que cada uno y en comunidad se viene recorriendo, inspirados en la vida de los recientes beatos Mártires Riojanos: Mons. Enrique ángel Angelelli, los sacerdotes Gabriel Longueville y Carlos de Dios Murias y el laico Wenceslao Pedernera.

Interpelados por la realidad

Otro de los momentos destacados del encuentro fue el aporte a la reflexión del presbítero Carlos Olivero, integrante del grupo de sacerdotes de la Pastoral de las Villas.

La reflexión del sacerdote de la arquidiócesis de Buenos Aires se centró en las diversas variables de la realidad y en las formas de organización que favorecen o dificultan su abordaje, desde el paradigma de la complejidad.

Esta mirada interpeló desde distintos ángulos a los participantes. “La charla del padre Charly creo que nos ayudó a mover las estructuras propias y para seguir discerniendo la mirada y los pasos a dar”, se escuchó.

En tanto, los equipos diocesanos de Cruz del Eje, Gualeguaychú y Quilmes compartieron las experiencias de intervención en la compleja realidad social actual teniendo en cuenta problemáticas, acciones, aprendizajes, certezas e incertidumbres.

Como paso previo a identificar acciones concretas en cada papel dentro de la organización, se presentaron aportes de los teólogos Emilce Cuda y Oscar Campana centrados en el cuidado, la cultura del encuentro y el gusto de ser pueblo como desafíos para Cáritas.

“Es fundamental poder vivir la cultura del encuentro, el ser pueblo y el cuidado de una manera no ingenua de la realidad, tratando de comprender los procesos históricos que nos llevan a los lugares y a la situación en la que estamos y entender los procesos históricos que pueden potencialmente revertir esto”, afirmó Campana.

Por último se presentaron los materiales que se utilizarán para animar las Orientaciones Pastorales para la Caridad de la Iglesia en los próximos años y se realizó un diálogo abierto con el director nacional, Luciano Ojea Quintana.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios