patova

“Prisión perpetua” pidió ayer la fiscal de Juicio para el propietario del local bailable “L’Zero” de la avenida Pasco, que está siendo juzgado por el crimen de Diego Páez, ocurrido hace 4 años frente a las puertas de ingreso al boliche. Al mismo tiempo, la representante del Ministerio Público Fiscal reclamó una pena de 3 años y 6 meses de prisión para el presunto patovica que también fue llevado a juicio. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°4 de Quilmes dará a conocer su veredicto el martes de la semana próxima.

Durante los alegatos, en el juicio oral y público a Gustavo Adrián Vallejos (de 47 años) por la muerte de Diego Páez (de 33 años), asesinado el 8 de marzo de 2014, frente a las puertas del local nocturno de su propiedad, conocido como “L’Zero” -ubicado en la calle Paso al 5200, esquina 196 de Bernal Oeste-, la fiscal de Juicio, Mariel Calviño, solicitó una pena de “prisión perpetua” y el pago de una multa de 5.000 pesos.

“La víctima (Diego Páez) estaba arrodillada al momento en que recibió el disparo”, remarcó la fiscal en varios tramos de su alegato haciendo alusión al estado de indefensión que se encontraba el muchacho. Para la representante del Ministerio Público Fiscal “Vallejos efectuó disparos primero desde la terraza y después en la vereda le disparó a un joven sin causarle heridas y luego le disparó a menos de un metro al tórax de Páez”.

En tanto, para José Rubén Martínez, uno de los integrantes de la seguridad del bailable, quien presuntamente, mientras asesinaban a Páez, habría intentado ingresar por la fuerza a “L’Zero”, a uno de los amigos de éste, la fiscal Calviño reclamó una condena de 3 años y 6 meses de prisión. Expresó que pudo probar que “Martínez tomó de los brazos a Alan Nahuel Ramos (amigo de Páez), le propinó golpes de puño y quiso ingresarlo por la fuerza al boliche”.

Por su parte, la abogada Camila Gerini, de la Subsecretaría de Derechos Humanos del Municipio quilmeño a cargo de José Estevao, que representa a la familia de Diego Páez, en su alegato, hizo hincapié en la “alevosía”, en “el estado de inconciencia en que se encontraba Páez al momento del disparo”.

La letrada adhirió a las penas propuestas por la Fiscalía y solicitó al Tribunal la inmediata efectivización de las mismas en caso de dictar veredicto condenatorio.

A su turno, el abogado Luis Deuteris, que defiende a Vallejos, reclamó su absolución, recordó que su defendido estuvo preso y hoy está con prisión domiciliaria y desestimó las acusaciones diciendo que nadie puede “creer que (Vallejos) va a salir a los tiros a matar a alguien afectando su propio negocio”. En este sentido, citó a un testigo que durante el juicio señaló que fue a decirle al dueño del bailable “que había un muerto afuera”.

Posteriormente, fue el turno del abogado Daniel Brola, quien comenzó su alegato protestando porque Martínez “nunca supo de qué se estaba defendiendo”, solicitó veredicto absolutorio. Criticó la instrucción judicial porque su defendido no fue citado a prestar declaración indagatoria y se quejó porque no se le informó que se lo acusaba con el agravante de violencia. El delito por el que lo acusa la Fiscalía de Juicio es por “prisión ilegal de la libertad con violencia en grado de tentativa”. Además, Brola aclaró que Martínez no era patovica sino que se encargaba de las relaciones públicas dentro del boliche.

Los jueces del Tribunal Oral N°4, Mario Daniel Caputo, Andrea Vanina Calaza y Alberto Elio Ojeda, darán a conocer su veredicto el martes próximo al mediodía.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios