lisanti

“Pareciera ser que el gobierno nacional ha tomado conciencia de la necesaria implementación de medidas concretas destinadas al bolsillo de la gente. El objetivo de las mismas es intentar contener los precios, reactivar el consumo y aliviar la situación".

Así comenzó a explicar el quilmeño, Gerardo Lisanti, abogado -Contador Público- y Master en Economía, el paquete de medidas económicas recientemente lanzadas por el gobierno nacional. A continuación, una columna de opinión al respecto:

“Para ello, se amplió el programa de precios cuidados, con una canasta adicional de 60 productos de primera necesidad; además se acordó con frigoríficos para que ofrezcan ciertos cortes de carne a bajo precio. El objetivo primario de estas medidas apunta a controlar el precio de la canasta básica de alimentos y evitar el aumento del índice de pobreza.

“Por otro lado, se amplió la red de beneficios otorgados por ANSES, para que las personas que reciben asignaciones puedan acceder a descuentos en sus compras de bienes de consumo masivo, materiales para la construcción y esparcimiento. Además, dicho organismo otorgará créditos a tasas subsidiadas a devolver en hasta 60 cuotas y descuentos en medicamentos que llegarán hasta el 70%. De esta forma, se pretende incentivar el consumo de los sectores populares con inmediato efecto en el comercio minorista”.

“Además, se determinó un virtual “congelamiento” de tarifas de electricidad, gas, trasporte público, peajes y telefonía celular, lo cual representa un guiño del gobierno para la clase media a la que más de lleno le impactaron las readecuaciones tarifarias de los últimos años”.

“Otro punto interesante es la reactivación del plan “Procrear” para el acceso a la primera vivienda, lo cual debería impactar positivamente en uno de los sectores más dinámicos de la economía como es el de la construcción”.

“Por último, se aplicaron medidas destinadas a las Pymes. Entre ellas se destaca el lanzamiento de un nuevo plan de pagos de AFIP, para abonar deudas tributarias en hasta 60 cuotas, con un interés del 2,5% mensual, lo cual seguramente ayudará a descomprimir su delicada situación financiera. A la vez, se reducirán los plazos de pago de las tarjetas de crédito a los comercios, el cual pasará de 19 a 10 días hábiles. También se les prohibirá a los bancos cobrar comisiones por depósitos en dinero en efectivo. En cuanto a las Pymes exportadoras, se las eximirá del pago de derechos a las exportaciones siempre que su monto exportado sea superior al promedio de exportaciones del año pasado”.

“En síntesis, las medidas tienen a apaciguar en cierta forma reclamos de los sectores más vulnerables de la sociedad, las capas medias y el sector del empresariado Pyme, en un claro intento del gobierno nacional de recuperar la iniciativa en materia económica, las que si bien no solucionan ningún problema económico de fondo, al menos sirven para mejorar el humor de la gente mediante la reactivación subsidiada del consumo”.

Dr. Gerardo Emilio Lisanti, Abogado, Contador Público y Master en Economía.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios