asentamiento

Los intendentes bonaerenses sólo deberán desembolsar un aporte para la tarifa eléctrica de los asentamientos, mientras que el Gobierno provincial absorberá la totalidad de los subsidios a los servicios públicos, entre ellos la tarifa social y el transporte, aunque en este último caso lo terminará de compensar a través de la coparticipación.

En rigor, según se desprende de los cambios realizados en el Presupuesto aprobado en la Legislatura, el costo de la tarifa eléctrica de los asentamientos será asumido por la Provincia hasta la suma que pagó en el ejercicio 2018, mientras que los costos adicionales que pudieran surgir el año que viene, "serán afrontados por los respectivos municipios".

En el caso del trasporte sucede algo similar: la Provincia aportará el año que viene el mismo monto que pagó Nación en 2018, pero la diferencia que surja se compensará a través de la coparticipación. Por eso, a diferencia del anterior, en este caso no habrá un costo adicional para los tesoros locales.

 "La modificación que hay es que el subsidio, en vez de pagarlo Nación, lo pagará Provincia, pero no va a haber un traslado de costos a los municipios", dijo por su parte Héctor Gay, de Bahía Blanca, uno de los intendentes más preocupados por el futuro del subsidio al transporte. "Habrá más plata en la coparticipación por nuevos conceptos, que compensaría si eventualmente tenemos que aportar al fondo de transporte", especificó.

Rl Presupuesto aprobado quita la totalidad de los $13.000 millones en subsidios que en el proyecto original pretendía transferirles a las comunas. También se quitó el tope al aumento del 38% a las tasas locales y se restituyó el reparto del Fondo Educativo a los niveles de este año: los distritos del Conurbano deberán gastar el 50% obligatoriamente en obras edilicias, mientras que las del interior, el 40%.

En materia de impuestos, el aumento más notable es el de los inmobiliarios, que en todas sus versiones suben un 38%.

Tal como se preveía, en términos políticos, el presupuesto en sí mismo solo fue apoyado por Cambiemos, mientras que el massismo y el peronismo ligado a los intendentes del Conurbano respaldaron el endeudamiento de $60.800, que por primera vez se incluyó en un proyecto separado, y la ley impositiva. El kirchnerismo rechazó todo, pero apoyó las negociaciones del bloque Unidad y Renovación, que las delegó en el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien acordó con el jefe de Gabinete, Federico Salvai.

El massismo también obtuvo, la creación  de una comisión bicameral que estudiará, hasta febrero,  la factibilidad de separar las elecciones municipales del resto, en toda la provincia y en algunas comunas, a modo de prueba piloto, aunque su dictamen no será vinculante

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios