doble

Una fiscal de Berazategui solicitó la prisión preventiva para la mujer que apuñaló y asesinó a sus dos hijos de 2 y 6 años en su vivienda de Hudson, en Berazategui, en septiembre pasado, informaron hoy fuentes judiciales.

La solicitud de prisión preventiva estuvo a cargo de la fiscal Gabriela Meteos, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada de Berazategui, ante el Juzgado de Garantías 4 del Departamento Judicial de Quilmes, que subroga Diego Agüero, quien definirá el futuro procesal de Celeste Daiana Villalba (23) por el doble crimen cometido el 10 de septiembre pasado.

Villalba está detenida imputada por el delito de "doble homicidio agravado por el vínculo y alevosía" en perjuicio de sus hijos de 2 y 6 años.

Fuentes judiciales confirmaron que en esta semana se le realizarán a Villalba pericias psiquiátricas, al tiempo que se aguardan los resultados de los estudios patológicas al cuerpo del hijo menor para establecer los motivos de la muerte.

El hecho ocurrió el pasado 10 en una vivienda situada en la calle 127 número 4756, del Barrio Kennedy Sur de Berazategui, donde Villalba vivía con sus dos hijos Héctor Jesús Hernández (2) y Abril Melisa Hernández (6) y sus padres.

De acuerdo a la acusación de la fiscal, la mujer "tomó desprevenidos e indefensos" a sus hijos "ya que se encontraban durmiendo" y los mató.

Según un informe preliminar de las autopsias practicadas en la morgue policial ubicada en el cementerio de Ezpeleta, Abril falleció como consecuencia de un shock hipovolémico provocado por un corte con un arma blanca "de grandes dimensiones" en el cuello.

Por su parte, la autopsia señaló que Héctor también presentaba cortes en el cuello y múltiples heridas cortantes en el antebrazo derecho, aunque la sospecha de los forenses es que murió como consecuencia de una sofocación, lo que será corroborado por estudios complementarios, informaron fuentes judiciales.

El episodio fue descubierto cuando la madre de Villalba ingresó a la habitación que su hija compartía con los niños en la planta baja de la vivienda, y la encontró en estado de shock, en una posición como de rezo.

Los policías hallaron debajo de una frazada dos cuchillos tipo de carnicero y una carta escrita por Villalba en la que afirmó que era “una basura y débil”, que no podía “soportar mucho las burlas de la gente y no quería” que sus “hijos sufran lo mismo y peor”.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios