alejandro

En diciembre, Alejandro Villar finaliza su mandato como rector de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), y ya no podrá presentarse nuevamente debido a que ya había ocupado la vicerrectoría.

En declaraciones al programa “Haro con Hache” (lunes a viernes de 10 a 12 por Fm Sur 88.9), Villar manifestó: “El espacio político nuestro ya ha decidido la continuidad en la figura de Alfredo Alfonso que es el vicerrector acompañado de la directora del departamento de Ciencia y Tecnología, Alejandra Zinny, que además es graduada de la Universidad”.

No obstante, advirtió: “Estamos en pleno proceso electoral (presentación de candidatos y cierre de listas) dentro de lo que se puede en el marco de la pandemia, y veremos cuándo podemos hacer las elecciones porque hasta que no podamos tener una cierta normalidad, va a ser muy difícil. El compromiso que hemos asumido con todos los claustros es que vamos a hacer el sufragio cuando las condiciones sanitarias lo permitan”.

En ese marco, el actual rector de la Universidad Nacional de Quilmes no descartó prorrogar su mandato hasta tanto se pueda llevar a cabo el proceso eleccionario con normalidad.

Cabe detallar que las elecciones en los cuatros claustros (Personal administrativo y servicios; Graduados; Estudiantes; y Docentes) que conforman el gobierno de la Universidad establecen la presentación de los padrones de los votantes este sábado y la oficialización de los candidatos la semana próxima. De acuerdo con el cronograma electoral autorizado, se debería empezar a votar en la última semana de septiembre y todo el mes de octubre.

 

EL APORTE DE LA UNIVERSIDAD EN PLENA PANDEMIA:

Por otra parte, el rector de la UNQ no dudó en remarcar el trabajo realizado en la pandemia: “La Universidad hoy es un actor vinculado al desarrollo, a la educación, y tenemos una gran cantidad de relaciones y vínculos con distintos tipos de organizaciones sociales, políticas y religiosas. La crisis de la pandemia puso un poco de manifiesto este trabajo que se venía haciendo durante muchos años”.

“La Universidad ha tratado de poner en todo lo posible sus capacidades, sus instalaciones, su gente, para colaborar en la lucha contra la pandemia”, acotó.

 

EL IMPACTO DEL CORONAVIRUS EN LA EDUCACIóN:

Consultado sobre el impacto de la crisis del coronavirus en la educación universitaria, el titular la UNQ opinó: “Fue muy complicado, tuvimos que armar 900 aulas virtuales en dos semanas, no solo los sistemas sino incorporar a los estudiantes a las aulas, formar a los docentes. Los primeros meses fueron de mucho estrés”.

Si bien la Universidad de Quilmes fue pionera en la modalidad virtual, Villar explicó: “Hemos tenido también un problema de conectividad: una parte de los estudiantes no tenían las condiciones de conectividad o las computadoras en sus casas para poder seguir los estudios virtuales. Esta pandemia puso de manifiesto las grandes desigualdades que tenemos en nuestro país”.

EL FUTURO EDUCATIVO EN LA UNIVERSIDAD

Respecto a cómo imagina el desarrollo educativo el año próximo, el rector afirmó: “Por ahora estamos abocados a este cuatrimestre que está empezando, y que será totalmente virtual. Estamos atentos a lo que ocurre con la situación sanitaria mirando mucho lo que pasa en Europa (están retomando las clases tras las vacaciones de verano); y obviamente, atentos a lo que dice el Ministerio y la Secretaría de Políticas Universitarias”.

Igualmente, arriesgó: “Todo depende de la vacuna; cuando esté lista podremos empezar a pensar un esquema que yo entiendo que en principio va a ser mixto, y que va a ir permitiendo la vuelta a la normalidad a través del año que viene; es una posibilidad que el año próximo termine siendo un año mixto, en principio el primer cuatrimestre”.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios