museo

La recuperación y puesta en valor del Museo de Transporte quilmeño ingresó en su etapa final y se espera que a fines de septiembre las obras puedan ser inauguradas.

“Buscamos maximizar las zonas de recreación mediante el uso de sectores planificados, para desarrollar diferentes actividades de ocio y deporte. Nos propusimos devolverle la belleza íntegramente a este histórico lugar que es de todos los vecinos”, afirmó el secretario de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Francisco Milia.

A través de los recorridos peatonales se pueden encontrar zonas de living para descansar, espacios saludables equipados para el deporte, módulos de pérgola para disfrutar del entorno y su vegetación, área de juegos destinada a los más chicos, mesas de ping pong y una calesita -donada por un ciudadano-.

El plan, que se viene llevando a cabo desde septiembre de 2017, también incluye un baño destinado al uso público junto a una garita de seguridad, cuya función es cuidar y preservar el predio y las personas que se encuentren en él.

El Museo, que se encuentra ubicado en la calle Laprida 2200, tiene una superficie total de 4 hectáreas. El edificio es de gran importancia para los quilmeños, debido a la gran colección de carruajes calificada por expertos como la segunda más importante de la Argentina.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios