trapitos

Un operativo policial “anti-trapitos” se llevó a cabo ayer en la plaza Conesa de Quilmes, donde los efectivos requisaron a un grupo de hombres que se dedican a pedir dinero para cuidar autos en los alrededores de la plaza ubicada en Conesa, Lavalle, Colón y Moreno, donde se puede estacionar libremente.

Los “trapitos” fueron expulsados de la plaza ayer; no obstante, no se informó si se evitará que los “cuidacoches” regresen nuevamente hoy al lugar.

Según informaron fuentes policiales, los “trapitos” fueron identificados y cuando se comprobó que no contaban con antecedentes penales y que al ser requisados no tenían ningún elemento prohibido ni de peligrosidad para ellos o para terceros (como armas, drogas y/o bebidas alcohólicas).

La Policía les ordenó que debían retirarse de esa zona y les informó que no podían continuar cobrando a quienes estacionan vehículos en la vía pública. Sin embargo, se desconoce si hoy se mantendrá la medida dispuesta ayer con una custodia policial o nuevamente los “trapitos” regresarán a la conocida plaza Conesa (plaza del Bicentenario), ya que el operativo de ayer buscó disuadir a los “trapitos” que reclaman una propina por cuidar vehículos que se estacionan alrededor de la plaza. Hay que añadir que son varias las calles del microcentro quilmeño en las que los cuidacoches realizan su actividad.

Del procedimiento de ayer, dispuesto por la Jefatura Departamental Quilmes, a cargo del comisario mayor Alberto Alarcón, participaron el Comando de Patrullas Este y efectivos policiales bajo directivas del comisario Miguel Durán.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios