brigada

La “Causa 605” por los crímenes cometidos en los CCD Pozo de Banfield y Pozo de Quilmes tiene más de 20 imputados y 389 víctimas. Entre ellas, hay varios casos de mujeres embarazadas y niñas y niños nacidos en cautiverio.

La Sala 1 de la Cámara de Casación Penal decidió, por unanimidad, reponer la prisión preventiva para el genocida Juan Miguel Wolk hasta la realización del juicio por la “causa 605”, que juzgará los delitos de lesa humanidad cometidas en los centros clandestinos de detención Pozo de Banfield y Pozo de Quilmes. En el marco de esta causa, Wolk estuvo un año prófugo y en abril de 2018 el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 de La Plata había ordenado su excarcelación por entender que se habían cumplido los plazos máximos de la prisión preventiva por la mora de la Justicia. La causa tiene ya 10 años y, actualmente, se terminó la instancia de ofrecimiento de prueba.

Juan Miguel Wolk (84 años), el represor conocido con el alias de “El Nazi”, fue uno de los jefes del centro clandestino de detención Pozo de Banfield, que funcionó en el edificio de la Brigada de seguridad, investigaciones e inteligencia de la Policía Bonaerense. La causa por los delitos de lesa humanidad cometidos en el Pozo de Banfield se inició en 2009, recién en 2012 se ordenó la detención de Wolk que permaneció prófugo un año. Estuvo preso desde el 2013, hasta que en el 2016 le dieron la prisión domiciliaria. Ese mismo año, el Tribunal Oral Federal (TOF) N 1 de La Plata decidió unificar en la “causa 605” este expediente judicial con otro que investigaba los crímenes perpetrados en el CCD Pozo de Quilmes.

El Ministerio Público Fiscal ya había solicitado en 2014 y 2015 la elevación a juicio de las dos causas, pero recién en agosto del año pasado se designó al Tribunal para la realización del debate oral: el Tribunal Oral Federal N° 4 de San Martín que, en ese momento, estaba integrado por jueces subrogantes.

La “Causa 605” por los crímenes cometidos en los CCD Pozo de Banfield y Pozo de Quilmes tiene más de 20 imputados y 389 víctimas. Entre ellas, hay varios casos de mujeres embarazadas y niñas y niños nacidos en cautiverio.

Cabe recordar que además de Wolk, mano derecha del ex comisario Miguel Osvaldo Etchecolatz, están acusados el ex ministro de Gobierno bonaerense Jaime Smart, el entonces secretario de Gobierno -luego, en democracia, juez federal- Juan María Torino y el ex médico policial de Quilmes, Jorge Antonio Bergés.

Recientemente se terminó la etapa de ofrecimiento de prueba y debe fijarse fecha para el inicio del debate oral y público. La mora en la justicia le ha garantizado a represores años de impunidad.

En la etapa de instrucción de estos dos expedientes, La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) había presentado, por requerimiento de la Justicia, prueba documental del archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA): fichas personales de las víctimas, denuncias de privaciones de la libertad, solicitudes de paradero y legajos donde constan las detenciones de víctimas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional forman parte del voluminoso informe presentado.

Para la Comisión por la Memoria, este juicio es importante también porque se juzgan los delitos cometidos en el Pozo de Quilmes, hoy espacio de memoria creado por ley provincial. La CPM forma parte -junto al Colectivo Quilmes, memoria, verdad y justicia, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires y el Municipio- del Consejo que gestiona el sitio, ubicado en Garibaldi y Allison Bell, donde funcionó la Brigada de Investigaciones de Quilmes.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios