cartonero

Un fuerte cruce verbal protagonizó en las últimas horas la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y el bloque de concejales de la oposición.

La Jefe Comunal acusó a los ediles de difundir una “fake news” en torno al contenido de un proyecto ordenanza sobre la actividad de los cartoneros y el presidente del bloque de Juntos x el Cambio, Juan Bernasconi, respondió denunciando que varias iniciativas impulsadas por el Frente de Todos en el HCD recortan las atribuciones de los ediles.

Cabe mencionar que, pese a que el HCD anunció que volverá a funcionar esta semana de manera virtual, desde que empezó la cuarentena el Deliberante no funcionó; ni siquiera sus comisiones de trabajo que aún no fueron conformadas oficialmente. Por tal motivo, aún no se conocen publicamente los textos de los distintos proyectos de ordenanza que serán puesto en debate en los próximos días. Hasta acá, las negociaciones entre oficialismo y oposición por el temario se mantuvieron casi en secreto.

Se recordará que el oficialismo en el HCD quilmeño no tiene quórum propio ni mayoría. Por tal motivo, necesita indefectiblemente de acuerdos con los oposición para funcionar.

La polémica empezó con un video de la intendenta Mayra Mendoza que difundió por sus redes sociales con duras críticas a la gestión del ex intendente Molina y a sus concejales. Los ediles de Juntos por el Cambio respondieron con un comunicado. A continuación el texto:  

“La intendente de Quilmes Mayra Mendoza, trató de “irresponsables” a concejales de Juntos por el cambio. Según la titular del ejecutivo municipal, la oposición hizo circular la información que la recolección de basura en el distrito se comenzaría a realizar mediante carros tirados por caballos: “Se acostumbraron a mentir, a estafar a la gente, a engañar y de esa manera siguen actuando como oposición, hicieron de la mentira su práctica política”, afirmó. El presidente del bloque de concejales de Juntos por el Cambio Quilmes Juan Bernasconi, salió a cruzar los dichos de Mendoza diciendo que “espera que tenga pruebas para confirmar las acusaciones, advirtiendo que la agresión y la descalificación no hacen más que dañar la representatividad democrática”.

Las acusaciones de Mendoza, vienen de la mano de versiones que afirman que en el distrito no se cumple con la prohibición de la tracción a sangre dispuesta en la ordenanza 11840/12 que fuera reglamentada durante la gestión de Martiniano Molina cumpliendo con una orden judicial que dió lugar a un recurso de amparo presentado por organizaciones no gubernamentales. Según Bernasconi, en las reuniones de labor legislativa se les suministró información sobre los proyectos enviados por el Ejecutivo dentro de los que se encuentra la modificación del Artículo 1° de la ordenanza que, de realizarse, seguiría prohibiendo la tracción a sangre mediante uso de animales, pero dejaría habilitado el de “tiro humano”, ya que el oficialismo considera que la demora en el reemplazo de los medios de transporte de tracción a sangre por los medios mecánicos, genera inconvenientes para los trabajadores de la economía informal, facultando al Ejecutivo a reglamentar la ordenanza y adecuarla a la reglamentación vigente.

El bloque de Juntos por el Cambio Quilmes, considera que ésta y otras ordenanzas tienen como objetivo “limitar” la participación parlamentaria, delegando funciones sólo en el Ejecutivo: “No somos un eslabón administrativo, formamos parte del Honorable Concejo Deliberante de Quilmes y representamos a miles de vecinos que depositaron en nosotros su representatividad”, concluyeron”.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios