expunge

Después de la feria judicial de invierno, la justicia salteña llevará adelante el juicio de determinación de pena para los dos empresarios que ahora fueron declarados culpables.

A raíz de una impugnación presentada por la Fiscalía de la provincia de Salta en relación al fallo del juicio oral por el robo de caños del Gasoducto GNEA, la Cámara Federal de Casación Penal, revocó la absolución del empresario quilmeño, Matías Rossi, y otro empresario imputado, al tiempo que ratificó tres condenas.

Después de la feria judicial de invierno, la justicia salteña llevará adelante el juicio de determinación de pena para los dos empresarios que ahora fueron declarados culpables.

El Tribunal de alzada confirmó la “intervención criminal” del ex intendente de Aguaray, Jorge Prado, y de los empresarios Diego Alos y Adrián Vera. Además, revocó las absoluciones de Andrés Ayala y del quilmeño Matías José Rossi.

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Mariano Borinsky, Javier Carbajo y Gustavo Hornos, confirmó el jueves último, la condena de 6 años y medio de prisión dictada por el Tribunal Oral Federal Nº2 de Salta al ex intendente de Aguaray (provincia de Salta), Jorge Prado, por el delito de “robo agravado por ser cometido en despoblado y en banda de 228 caños del Gasoducto GNEA.

El Tribunal revisor adoptó el mismo criterio respecto a las condenas de los empresarios Diego Alos y Adrián Vera; el primero con una pena de 6 años de prisión, y el segundo, de 3 años y 8 meses de prisión.

Por otra parte, y a instancia de los argumentos esgrimidos por los fiscales generales Eduardo José Villalba, de la Unidad Fiscal Salta, y del fiscal de Casación, Javier de Luca, quien mantuvo el recurso ante esa Cámara, revocó la absolución de Andrés Ayala, gerente de la firma PERTERSER SRL y del quilmeño, Matías José Rossi, titular de la empresa COMARFIL SA. La primera dedicada a la perforación y explotación minera, tiene sede en Tartagal (Salta), mientras que la segunda está radicada en el partido de Quilmes, en Buenos Aires, y se dedica a la compra y venta de tuberías.

PENA PARA DOS ABSUELTOS

Ayala, absuelto en el juicio de responsabilidad penal, según el fallo dictado el 2 de diciembre de 2021, ahora fue declarado culpable, en calidad de coautor del robo agravado de 161 caños. Rossi, en tanto, fue declarado responsable, en calidad de autor, del delito de encubrimiento por haber adquirido “cosas que podía sospechar que provenían de un delito agravado por el ánimo de lucro”.

Rossi, hijo de un conocido chatarrero de la zona sur del conurbano, compró al menos 67 caños del GNEA. En un procedimiento que se realizó el 5 de junio de 2020, en un predio que tiene la empresa COMARFIL en la bajada de la Autopista Buenos Aires-La Plata, en Quilmes, se secuestraron 52 tubos; y unas semanas después, en otro depósito de la firma, localizado en Berazategui, se recuperaron otros 15 caños.

La Sala IV, dispuso que el tribunal salteño lleve adelante el juicio de determinación de pena para los empresarios que fueron declarados culpables. La audiencia probablemente se realizará después de la feria judicial de invierno.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios