denunciada

La senadora bonaerense del PRO por la Tercera Sección Electoral, Lorena Petrovich, denunciada por una ex empleada difundió ayer un extenso comunicado de prensa en el que respondió las acusaciones y se quejó por el tratamiento que la prensa le dio al tema.

A continuación, el comunicado de prensa completo firmado por Petrovich, legisladora que en los últimos meses trabajó políticamente en Quilmes:

“Hace algunas horas, una verdadera maratón de noticias se concentró en el testimonio de Gisela Montini, una excolaboradora de mi despacho en el Senado bonaerense, quien, tras no recibir la renovación de su contrato, envió a mi domicilio una carta documento cuyo texto, alejado completamente de la verdad de los hechos,  se convirtió en una suerte de “cosa juzgada” que dominó durante horas portales, programas de televisión, redes sociales y publicaciones de toda índole”.

“En primer lugar, quiero aclarar que en mi condición de vicepresidente de la Comisión de Libertad de Expresión del Senado si hay algo que jamás haría ni haré, es entorpecer, impedir o cuestionar la tarea de los medios. Por eso, agradezco a los que han tenido la deferencia de comunicarse conmigo antes de sentenciar la verdad de las expresiones de Montini, porque no han sido mayoría; y nada diré de los que eligieron creer linealmente ese relato sin intentar exhibir la otra versión de la realidad. La mía”.

“Cuando fui contactada por el primer medio que publicó ese tema, expresé mi verdad sobre esos hechos. Advertí a las pocas horas una verdadera andanada de reproducciones totales, parciales, incompletas o editadas de mis expresiones, razón por la que decidí guardar silencio ante esa verdadera explosión, instruyendo a mi equipo a sostener la misma tesitura. Respeté, aun a contrapelo de mi propia integridad, la tarea de una prensa que ha hecho lo que ha decidido hacer con el tema. Y estoy conforme con haberlo hecho. La libertad de prensa será siempre para mí, una prioridad”.

“Tranquilizadas las aguas del escándalo, entiendo que ha llegado el momento de expresarme, y que esa expresión solo alcanza la contundencia que la hora y el tema requieren bajo la forma de una expresión judicial que ponga fin a los dichos de Montini. No hay más ni mejor ámbito de aclaración de versiones encontradas que la Justicia. Y hasta ahora, lo subrayo, la persona que me acusó de delitos no lo hizo”.

Por eso lo haré yo.

“Por mi propia persona, por mi imagen, por mi carrera pública, por mi familia y por la confianza de cada uno de los bonaerenses que votándome, me trasladaron una responsabilidad que  busco honrar cada uno de mis días. A esos bonaerenses que saben que pueden acceder a mi trabajo y a mis declaraciones juradas anuales sin traba alguna, me debo. Y porque no voy a permitir que este armado de falsedades sea utilizado por quienes buscan dañar a mi espacio a días de una elección crucial. Vaya “coincidencia”. Pueden, los que lo han ideado, estar conformes con el que me han ocasionado a mi, que ha sido inconmensurable. Con mi espacio político, no”.

“Pongo a disposición de todos, el texto con el que se decide el inicio de este camino, reiterando mi agradecimiento a quienes han tratado con respeto este desagradable episodio y dedicando un igualmente respetuoso silencio a quienes cargaron de adjetivos mi nombre y apellido mientras mostraron mi cara a plano completo. Porque ni las palabras ni los silencios dibujan, per sé, las verdades. A estas solo la definen los hechos. Y aquí están los míos. Muchas gracias”.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios