selva

Vecinos del barrio IAPI denuncian el presunto asesinato de un detenido en los calabozos de la Comisaría 7ma. de Bernal Oeste.

El hecho que lo investiga la Fiscalía Nº3 de Quilmes a cargo de Martín Conde,  ocurrió hace una semana y familiares de la víctima se movilizan esta tarde para reclamar Justicia.

De acuerdo a los dichos de los denunciantes: “Jorge Gauna, un cartonero que hacía changas de 41 años que el sábado pasado (23 de marzo) había ido a trabajar a la casa de una policía. Cuando ella se negó a pagarle, él agarro sus herramientas de trabajo y se fue a la casa. A las 14hs lo fueron a buscar a su domicilio en patrullero y se lo llevaron detenido bajo el pretexto de que se había robado las herramientas de la policía para la que trabajaba”.

Todo ocurrió en la calle Pampa entre calles 177 y 177 Bis de la IAPI. La mujer policía que habría encargado los arreglos en su casa, prestaría servicios en la seccional 7ma. Según trascendió, los uniformados (todas mujeres) le reclamaron por un pico y una pala y se lo llevaron arrestado cuando estaba comprando en un almacén.

“Unas horas más tarde, a las 16.30hs, ya estaba muerto, según el certificado de defunción. Desde la comisaría dicen que se ahorcó con un cinturón, pero la familia constató que estaba golpeado y con los dedos quebrados”, aseguran los denunciantes.

De acuerdo a lo que se supo, los resultados oficiales de la autopsia que se realizaría en la morgue judicial de Lomas de Zamora y no en la de Ezpeleta, “recién los entregarían en 60 días”, según le informaron a los familiares del hombre muerto.

Los vecinos del barrio IAPI que marchan esta tarde, exigen Justicia y recuerdan la muerte de un carrero en circunstancias parecidas que ocurrió hace dos años.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios