cotton

Familiares y amigos de la joven mujer policía Melissa Klumber se manifestaron ayer en San Francisco Solano, a tres años de su asesinato, para reclamar Justicia con una suelta de globos violetas.

Fue el 20 de junio de 2019, en una vivienda ubicada en Quilmes Oeste, sobre la calle San Juan casi Madame Curie, durante una fuerte discusión de pareja, que Melissa Julieta Kumber (27 años), una Policía de la Ciudad de Buenos Aires, recibió un balazo en la cabeza; mientras que Mauricio Nicolás Sánchez (30 años), integrante de la Policía Federal, presentaba un balazo en un hombro. Junto con ellos, estaba el bebé de la pareja de tan solo 7 meses de vida.

Mauricio Sánchez, está acusado de “homicidio agravado por el vínculo y por femicidio”, y aspira a convencer a un jurado conformado por 12 vecinos de la zona que disparó en legítima defensa en el marco de una discusión. De todos modos, todavía no hay fecha para el Juicio por Jurados que será dirigido por la jueza del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº4 de Quilmes, Andrea Vanina Calaza.

La marcha de ayer, se realizó alrededor de las 16 horas, en la intersección de la avenida 844 y esquina 893, en el playón de San Francisco Solano, y desde allí marcharon por avenida 844 reclamando Justicia, con la consigna “no fue una legítima defensa, fue un femicidio”.

Durante el emotivo homenaje a Melissa Kumber, habló su mamá Claudia, quien reiteró: “Pedimos una justicia con visión de género y la máxima pena para el acusado, que dejó a su propio hijo sin su madre”.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios