nenes

Correo de lectores: “En San Miguel del Monte la piedra estrelló las vidas de 4 pibitos. Se los cargó con suma violencia, como quien acorrala animales asustados. Las fuerzas de seguridad cumplieron con el mandato de la violencia, el miedo y la muerte”.

“No alcanza con perseguir y asustar. Se mata y se miente. La violencia institucional, llevada a su mayor extremo al ejecutar, se potencia en el ejercicio del ocultamiento y la mentira. El delito, el abuso y el ejercicio irracional de la violencia institucional, se disfraza de accidente.

Otra vez la vida de los pibes es un juego que se resuelve a los tiros. Otra vez la impunidad es el mecanismo que enmascara la masacre.

El 20 de mayo, a la 1 de la madrugada, tras ser perseguidos por un vehículo policial de la Estación Comunal de San Miguel del Monte, cinco jóvenes que se trasladaban en un Fiat Spazio impactaron contra un acoplado estacionado; cuatro de ellos perdieron la vida. Danilo Sansone tenía 13 años, Gonzalo Domínguez 14, Camila López 13 y Carlos Aníbal Suárez 22. La quinta ocupante del auto, Rocío, tiene 13 años y continúa internada en grave estado en el hospital El Cruce de Florencio Varela. Las víctimas tienen impactos de balas y en el lugar de la masacre había vainas servidas que la policía salió a buscar el día después luego de realizar un informe sobre los hechos como si se tratara de un hecho de inseguridad vial.

El Colectivo Quilmes Memoria, Verdad y Justica repudia profundamente este nuevo acto de violencia institucional. Exigimos justicia y que los responsables políticos de las fuerzas dejen de sostener y justificar estas prácticas”.

 

Colectivo Quilmes Memoria, Verdad y Justicia

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios