balanzas

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°3 de Quilmes, dictó ayer veredicto condenatorio para el policía Daniel Eduardo Prieto juzgado por la muerte de un chico de 15 años, ocurrida hace 3 años en Ezpeleta.

Los fundamentos del fallo y la pena que le corresponde al policía se conocerán el lunes de la semana próxima.

Los jueces del Tribunal, Alejandro Portunato, Alicia Anache y Rubén Darío Hernández, dieron a conocer ayer un adelanto del veredicto. Anunciaron que resolvieron condenar al policía bonaerense Daniel Eduardo Prieto por la muerte de Kevin Amarilla (15 años).

Al mismo tiempo, se informó que el lunes próximo se anunciarán los fundamentos del fallo y el monto de la pena que pesará sobre Prieto, quien llegó a juicio oral en libertad.

Cabe recordar que la fiscal de Juicio, María Adela Isabel Oricchio, había solicitado para Prieto 3 años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación por 5 años para ejercer cargos públicos y ser legítimo usuario de armas de fuego, por el delito de "homicidio calificado por ser cometido por personal de fuerza de seguridad en exceso de la legítima defensa". 

Mientras que la abogada María del Carmen Verdú, de la organización CORREPI (Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional), que representa a la familia de Amarilla y que sostiene que se trató de un caso de “gatillo fácil”, había reclamado al Tribunal prisión perpetua para el imputado, ya que lo acusa de ‘homicidio agravado’ por su condición de ser policía.

El caso que se ventiló en este juicio oral ocurrió en la noche del 29 de octubre de 2016, frente a la puerta de la vivienda del policía Prieto, ubicada en Costa Rica y Baradero de Ezpeleta. Allí el efectivo que en ese entonces prestaba servicio en la Comisaría Segunda de Bernal, realizaba una fiesta. Dos de sus invitados que llegaron en moto a la casa, fueron presuntamente increpados a punta de pistola por dos jóvenes que se desplazaban en una motocicleta. Prieto, advertido por su esposa de lo que sucedía, salió a la puerta de su casa y disparó con su arma reglamentaria contra los dos muchachos, uno de los cuales era Kevin Amarilla, quien murió a metros del lugar por las heridas de bala recibidas.

SATISFACCIóN POR LA CONDENA

Ayer, luego de escuchar que el veredicto resultó condenatorio, la abogada Verdú de CORREPI, hizo pública su satisfacción. “Sin conocer la pena en concreto que le aplicarán, el haber logrado en el clima y en los tiempos de la doctrina Chocobar una sentencia condenatoria para un policía de gatillo fácil es un triunfo de la lucha organizada”, manifestó la letrada que representó a la familia del adolescente Amarilla.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios