susana

Los concejales de Unidad Ciudadana – Juntos por Quilmes, Susana Cano y Ángel García con pares de otros bloques presentaron un proyecto de ordenanza para que se coloque cartelería con información sobre los distintos tipos de violencia contra la mujer como así también las líneas de emergencia.

Además de Cano y García, la iniciativa también lleva la firma de Myriam Puchetta (Cambiemos), Gabriela Fernández (GEN), David Gutiérrez (Polo Social) y Raquel Vallejos (UCR), quienes consideraron que “es necesario educar y generar conciencia sobre la identificación de la violencia machista y en su rechazo claro y directo… Esta Ordenanza tiene por misión el desarrollo de un sistema de información pública y permanente en los espacios públicos que brinde las herramientas necesarias para la prevención y erradicación de la violencia de género. Pretende ser un instrumento de apoyo para la elaboración de acciones y campañas de sensibilización de la violencia contra las mujeres, a fin de mejorar la respuesta y acción frente a este fenómeno así como conseguir un cambio en el modelo de relación social entre hombres y mujeres que conciba la convivencia sin violencia”.

Dicho proyecto busca que en todos los espacios públicos de esparcimiento y dependencias municipales de todo el distrito, se disponga cartelería con información que contenga todos los tipos de violencia contra las mujeres, y que en la misma se visibilicen los teléfonos de emergencias: 144 (línea Gratuita Consejo Nacional de la Mujer), 911 (línea nacional e internacional de Emergencias); 103 (Defensa Civil), Comisaría de la Mujer y Comisarías de todo el partido de Quilmes como así también las redes sociales a las que acudir en casos de violencia contra las mujeres.

Asimismo, establece que se invite a instituciones educativas, organizaciones sociales, culturales y/o colectivos de géneros para participar del diseño de dicha cartelería, y que se instruya al Ejecutivo a elaborar procesos participantes públicos a los efectos de lograr el cumplimiento efectivo de la presente.

Entre los considerandos, los ediles hicieron referencia a la Ley de Protección Integral a las Mujeres (Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales N° 26.485): “Se entiende por violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal. Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes”.

En ese sentido aseguraron que dicha Ley en su Artículo 2°, Punto b) reza expresamente: “El derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia” y que en su Artículo 5° detalla los distintos tipos de violencia contra la mujer: Física, Psicológica, Sexual, Económica y patrimonial y simbólica.

Datos alarmantes

Entre los argumentos los ediles también indicaron que actualmente Quilmes posee datos y estadísticas oficiales parciales “por lo tanto, llevar adelante medidas concretas de prevención que permitan elaborar una proyección en el Presupuesto Municipal será dificultoso”.

En ese marco, destacaron que según estos datos oficiales parciales, más de 800 mujeres acudieron a distintas dependencias del distrito en busca de ayuda y asesoramiento ante hechos de violencia y derechos vulnerados; la mayoría de las mujeres son afectadas por más de un tipo de violencia: El 75 % sufre violencia física; el 90 % violencia psicológica; el 70 % económica y el 28 % sexual; la mayor parte de las mujeres agredidas posee entre 25 y 35 años; la edad de la mayoría de los agresores, oscila entre los 36 y 45 años.

Además, señalaron que el 89 % tuvo o tiene vínculo con el agresor (ex marido, ex pareja), el 87 % de las mujeres tienen una hija/hijo que son actualmente violentados u hostigados por el mismo agresor. De ese porcentaje, el 33 % ha manifestado que sus hijas/hijos son violentadas/os directamente. El 67 % restante, lo es en forma indirecta, es decir, como testigos de lo sucedido; el 60 % de las mujeres agredidas no poseen cobertura de salud y más del 60 % padece alguna enfermedad o requiere medicación.

Otros de los datos parciales indican que “el 61 % de las mujeres realizó una denuncia por algún hecho de violencia anteriormente nombrado; y que el 22 % de sus agresores, tienen antecedentes penales.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios