verde

Correo de lectores: “Es muy común que los empresarios Pyme en charlas con sus contadores, tengan planteos tales como “porque pago impuesto a las ganancias si en verdad no gane plata”.

“La respuesta es porque en realidad están pagando impuestos sobre ganancias ficticias, puesto que la AFIP no permite a los contribuyentes ajustar sus balances por inflación.

Lo anterior sucede dado que la inflación genera distorsiones en la información contable y naturalmente en la determinación de los resultados.

La forma de evitar los efectos nocivos que las variaciones de precios generan en la contabilidad, es el ajuste por inflación de los balances. Al aplicar este mecanismo, la moneda en la que están expresados los estados contables pasa a ser moneda homogénea y reflejar así el efecto de la inflación, con su consecuente impacto en el resultado económico.

Ahora bien, tanto el Consejo de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires como el de la C.A.B.A., han empezado a exigir con carácter obligatorio que todos los balances con cierre a partir del 31 de diciembre del 2018 deberán ser ajustados por inflación, pero la AFIP no los aceptará para la determinación de impuestos.

Así, las empresas deberán afrontar una situación contradictoria, pues podrían pasar a tener balances contables ajustados por inflación que quizás arrojen pérdidas, pero balances impositivos de los cuales resulte que tengan que pagar impuesto a las ganancias”.

 

Dr. Gerardo Emilio Lisanti

Contador Público, Master en Economía y Abogado.

www.lisantiyasoc.com

Tel: 4388-0580 / 2004-3395

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios