tribunal

Una mujer y su pareja que están siendo juzgado por asesinar a la hija de ella de 7 años, incinerar el cadáver y, luego, arrojarlo en un arroyo de Berazategui en 2014, escucharán hoy los alegatos de las partes en los Tribunales de Quilmes.

 Se trata de Silvana Lafuente y Pablo Verón Bisconti, quienes llegaron detenidos al juicio oral por el crimen de Priscila Leguiza Lafuente (7), hija de la mujer, cuyo cadáver fue hallado el 7 de enero de 2014 en el arroyo "Las Conchillas", en ese partido del sur del conurbano bonaerense.

 El juicio está a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de Quilmes, integrado por Mónica Adriana Rodríguez de Piuma, Juan Martín Mata y Gustavo Darío Farina, que convocó a las partes para mañana a las 9, cuando dará inicio la etapa de alegatos.

 El debate oral contó con 12 jornadas, en las cuales declararon otros tres hijos de la pareja, quienes aseguraron que el día en que fue asesinada Priscila, sus padres les pidieron que fueran a comprar cinco litros de kerosene con el que, se presume, incineraron el cadáver.

 Durante la indagatoria, Bisconti se declaró inocente y responsabilizó a Lafuente de haber matado a la niña.

 Además, dijo que su pareja tenía problemas de adicción a las drogas y que lo obligó a trasladar el cadáver al arroyo para arrojarlo.

 En tanto, la mujer se negó a declarar, dijeron las fuentes judiciales.

 El hecho comenzó el 4 de enero del 2014, cuando Lafuente denunció ante la policía la desaparición de su hija, de quien dijo que la había visto por última vez el primer día de ese año.

 El cadáver de Priscila fue hallado el martes 7 de enero de 2014 por la mañana, entre los pastizales y arbustos del arroyo "Las Conchillas", ubicado debajo del puente de avenida Mitre, casi calle 44, en Berazategui, próximo al límite con la localidad de Guillermo Hudson.

 Tanto la madre como el padrastro de la niña quedaron detenidos el mismo día del hallazgo del cuerpo.

 De acuerdo a la instrucción del caso, Bisconti, un bombero exonerado de la Policía Federal, se quebró en sede policial y declaró que Lafuente golpeó a la niña durante la noche del viernes 3 de enero de ese año, que la habían acostado a dormir y que a la mañana siguiente la habían hallado muerta.

 El hombre dijo además que tras intentar incinerar el cadáver de Priscila en la parrilla de la casa, la noche del sábado lo envolvieron en una bolsa de plástico y lo habían traslado en un cochecito de bebé hasta el arroyo, donde lo arrojaron.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios