carniceria

Tras realizar controles en más de 900 carnicerías, la Agencia de Recaudación ARBA suspendió la actividad comercial de 303 establecimientos bonaerenses al constatar que carecían de inscripción en Ingresos Brutos o no facturaban sus ventas. En Quilmes se produjo el cierre temporario de 39 carnicerías.

Fiscalizadores de ARBA, durante las últimas seis semanas, suspendieron la actividad comercial de 303 establecimientos que carecían de inscripción en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, o bien que, estando registrados, no facturaban sus ventas. Luego de realizar controles en más de 900 carnicerías del área metropolitana e interior de la provincia de Buenos Aires, el director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires, Gastón Fossati, subrayó que "con estas acciones de fiscalización buscamos profundizar las medidas que venimos implementando desde el año pasado para regularizar los distintos eslabones de la cadena de producción y comercialización de carne".

La mayor cantidad de cierres temporarios abarcó locales ubicados en La Plata (54), Quilmes (39), La Matanza (39), Lanús (20), Moreno (18), Florencio Varela (17) y Morón (16). "En este caso, los controles se enfocaron sobre el comercio minorista con el objetivo de detectar situaciones de informalidad y exigir a los responsables de las carnicerías en infracción que cumplan con sus obligaciones fiscales, tal como lo hace el resto de los contribuyentes", explicó.

Según puntualizó Fossati, "producto de esas acciones el 40% de las carnicerías suspendidas regularizó su situación fiscal en pocos días y pudo retomar la actividad comercial".

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios