troncos

Unas 120 personas trabajaron ayer para atender la emergencia desatada en la ciudad como consecuencia de la fuerte tormenta que generó destrozos en varios barrios de Quilmes.

La emergencia quedó superada ayer después de las 21, pero debieron trabajar hasta entonces personal del área de Emergencias, SAME, agentes de Tránsito, Alumbrado Público, Patrulla Urbana y los cuatro cuarteles de los bomberos voluntarios del Distrito.

Un grupo sigue trabajando hoy en la normalización de los servicios y en el retiro de ramas y postes de la vía pública.

 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios