buro

La Comuna de Quilmes clausuró ayer el boliche bailable ‘Buró’, ubicado sobre la calle Alem.

La medida fue resistida por el propietario y empleados del lugar, quienes decidieron sacar mesas y sillas a la calle y cortar el tránsito vehicular frente al local, en Alem entre Lavalle y Brown. La singular protesta que se inició alrededor de las cinco de la tarde, generó un caos de tránsito en el centro de la ciudad ya que afectó el recorrido de varias líneas de colectivos durante más de tres horas.

La determinación del Municipio de hacer efectiva la clausura, estaría fundamentada en una serie de irregularidades detectadas en los planos, en la falta de medidas de seguridad, y en la imposibilidad de abrir el comercio los miércoles por la noche.

En realidad, hace años que la Comuna mantiene una disputa judicial con el conocido boliche de Quilmes Centro. El propietario de Buró afirma que está habilitado como «confitería y bailable»; mientras que para el Municipio, el permiso sólo es para un bailable, y al ser un bailable no podría abrir los días miércoles o jueves hasta las 5 de la mañana.

Para el dueño del boliche, una medida cautelar judicial les permitía funcionar sin inconvenientes; sin embargo, para la Municipalidad, la Suprema Corte de Justicia definió el caso antes de la feria judicial de invierno a favor de la Comuna.

No obstante, la continuidad o no de la clausura quedó a resolución del juez de Faltas municipal Jorge Briasco, quien si antes de este sábado no la ratifica, el bailable podrá abrir normalmente durante el fin de semana.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios