impresentable

El Frente de Unidad Docente Bonaerense inició ayer una campaña para denunciar "salarios de hambre" y reclamar respuestas "urgentes" a María Eugenia Vidal, mientras el gobierno provincial rechazó que no se hayan pagado aumentos desde agosto.

El Frente, que integran Suteba, FEB, UDA, Sadop, Amet y Udocba, advirtió que analizará nuevas medidas de fuerza si la administración provincial sigue sin convocar a paritarias y persiste en lo que consideran "un maltrato profundo" a los docentes bonaerenses.

María Laura Torre, secretaria gremial de Suteba, dijo que hasta mañana se hará una "campaña fuerte de difusión para denunciar sueldos de hambre, el fracaso de la política salarial, el ajuste en la educación, el incumplimiento de los fallos judiciales y el destrato a los docentes bonaerenses".

Asimismo, anticipó que Frente evaluará entre hoy y mañana la posibilidad de convocar a una movilización para el jueves en La Plata o frente a la Casa de Provincia en la ciudad de Buenos Aires.

"Es una falsedad en el discurso que el gobierno provincial quiera discutir con los alumnos en las aulas. No les interesa que los maestros tengan el mismo sueldo de agosto del año pasado", sostuvo.

"Hemos pasado de un destrato a un maltrato profundo de la docencia bonaerense. Nos mantienen con el mismo salario de hambre, es una barbaridad", agregó. Torre aseguró que las negociaciones con el gobierno bonaerense "vienen muy mal", dado que "sólo hay reuniones informales en las que no se resuelve nada, porque la propuesta no varía y se mantiene en orden al 20% en dos cuotas".

En tanto, desde la FEB y Udocba ratificaron que esta semana se evaluarán nuevas medidas de fuerza porque "hay mucha bronca" entre los maestros bonaerenses.

"No se descarta ninguna medida, entre ellas un paro. La paciencia ha llegado al límite. Nunca nos pasó, con ningún gobierno, que a fines de mayo no tuviéramos un acuerdo salarial", dijeron a fuentes gremiales.

El Frente inició ayer la campaña de difusión para denunciar que los maestros bonaerenses están recibiendo "salarios de hambre" y advertir que la administración provincial está "ignorando la grave crisis que atraviesa la educación".

"En julio de 2016 el salario básico docente era de 4.240,50 pesos, en mayo de 2017 el salario básico docente continúa siendo el mismo, 4.240,50 pesos. En el marco de una inflación creciente, se deteriora cada vez más el poder adquisitivo del salario docente", subrayó en un comunicado.

"Exigimos al gobierno de María Eugenia Vidal que deje de mirar para otro lado, que se haga cargo de sus funciones, que nos escuchen y nos den respuestas urgentes en este presente del que son los únicos responsables", sostuvo.

Fuentes gubernamentales rechazaron que la administración provincial no haya otorgado mejoras salariales desde agosto, al recordar que dispuso que se paguen dos aumentos renumerativos de entre 1.000 y 2.500 pesos a cuenta de los futuros incrementos que se acuerden en paritarias.

Los anticipos a cuenta de futuros aumentos se pagaron en marzo y mayo, y fueron de 1.000 pesos para los salarios que llegan a 15.000; de 1.500 para quienes perciban de 15.000 a 20.000 pesos; de 2.000 para los sueldos que van de 20.000 a 30.000; y de 2.500 para quienes cobren más de 30.000.

En la última reunión paritaria, realizada el 2 de mayo, los gremios docentes rechazaron una propuesta de incremento salarial del 20% en dos tramos, 11% en abril y 9% en septiembre, con cláusula gatillo por inflación e incremento de 750 a 1.500 pesos en la suma no remunerativa por cargo como compensación de la pérdida del poder adquisitivo de 2016, con un máximo de 2.500 pesos.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios